Robert Benson / Getty Images
People Staff
June 22, 2010 AT 11:20 AM EDT

Paulina asegura que está feliz con su embarazo y aunque no ha sufrido las molestias típicas que algunas mujeres padecen en este estado, afirmó que ha comenzado a tener antojos con los que ha puesto a correr a su esposo Nicolás Vallejo-Nájera.

“Se me antoja el guacamole y las tostadas”, declaró la mexicana de 39 años a varios medios al culminar el concierto a favor de una organización que ayuda a la infancia en Miami. “Me gusta el ceviche y la sopa de tortilla”.

La intérprete de “Ni rosas ni juguetes” dijo además que está viviendo su embarazo como una gran experiencia que la llena de alegría.

OBTÉN EL LOOK DE PAULINA

“En este momento de mi vida me siento completa como artista, como mujer y como esposa. Quiero vivirlo a plenitud”, comentó. “Además de escribir, hago mis ejercicios, practico yoga, leo, escucho música, me nutro como ser humano”.

Pau también aseguró que mientras espera la llegada de su primer hijo se ha convertido en una amante de la naturaleza y ha sido el mar su gran consentido.

“Disfruto mucho de la naturaleza, sobre todo de la playa. Me encanta meterme en el mar todas las mañanas. Esta es una etapa de relax, pero también de mucho crecimiento para mí”, concluyó.

You May Like