Facebook/Christina Fisher
Mayra Mangal
June 08, 2016 AT 07:00 PM EDT

Una mujer de Florida y su bebé fueron protagonistas involuntarias de una dramática historia que ha terminado por reunirlas.

Christina Fisher, de 35 años, quien trabaja en un restaurante de comida rápida en Walton Beach, Florida, decidió dar en adopción por medio de una agencia a la hija que esperaba. La pareja accedió al trato era “muy dulce y amable”, según contó People la propia Fisher.

El problema vino cuando en enero de 2016 llegó el nacimiento de la nenita, a quien llamaron Abigail Lynn. La recién nacida presentaba una deformidad en el rostro y oídos, y tras el parto, cuenta Fisher, la madre adoptiva quedó devastada. “La mujer salió  llorando y se la pasaba diciendo ‘está deforme’ “. Acto seguido, afirma Fisher, ella “abandonó el hospital”.

A la mañana siguiente, Fisher supo por medio de la agencia de adopciones que los potenciales padres adoptivos se habían echado para atrás en el trato.

https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%

“>www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.f…

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Fisher, que tiene una hija de 18 años -llamada Deborah– decidió quedarse ahora con la pequeña Abigail. 

“Honestamente, ellos se la perdieron porque mi hija es la bebé más hermosa y feliz del planeta” asegura. “Ella es perfecta y y me da pena que ellos no pudieron ver eso”.

You May Like

EDIT POST