Mike Coppola/FilmMagic
People en Español
September 25, 2015 AT 03:24 PM EDT

Un día después de su histórica intervención ante el Congreso de Estados Unidos, el papa Francisco instó este viernes ante la Asamblea General de la ONU a los gobernantes del mundo combatir con urgencia males globales como el cambio climático, la desigualdad social, las guerras y el narcotráfico. 

Por ello pidió a los dignatarios reunidos en la sala a que apoyen los esfuerzos de Naciones Unidas para erradicar la pobreza y afrontar el calentamiento global, al tiempo que criticó a los intereses financieros globales y la ateposición de los intereses particulares al sufrimiento humano en regiones en crisis como Oriente Medio. 

FOTOS: La vida del Papa Francisco

“El mundo reclama de todos los gobernantes una voluntad efectiva, práctica, constante, de pasos concretos y medidas inmediatas, para preservar y mejorar el ambiente natural y vencer cuanto antes el fenómeno de la exclusión social y económica”, dijo en su intervención el santo padre. “Los gobernantes han de hacer todo lo posible a fin de que todos puedan tener la mínima base material y espiritual para ejercer su dignidad y para formar y mantener una familia”.

Francisco también arremetió contras los organismos financieros internacionales, a los que recordó que deben “velar por el desarrollo de los países y la no sumisión asfixiante de éstos a sistemas crediticios, que lejos de promover el progreso someten a los poblaciones a mecanismos de mayor pobreza, exclusión y dependencia”.

FOTOS: La visita del Papa Francisco a Cuba

Sin miedo a pronunciarse acerca de asuntos políticos sensibles, el pontífice respaldó el reciente acuerdo entre Irán y las grandes potencias sobre el desarrollo nuclear de la república islámica y reclamó “mayor igualdad” en el órgano principal de la ONU, el Consejo de Seguridad, en el que solo hay cinco países como miembros permanentes.

“La casa común de todos los hombres debe continuar levantándose sobre una recta comprensión de la fraternidad universal y sobre el respeto de la sacralidad de cada vida humana”, resaltó. “De cada hombre y cada mujer; de los pobres, de los ancianos, de los niños, de los enfermos, de los no nacidos, de los desocupados, de los abandonados, de los que se juzgan descartables porque no se los considera más que números de una u otra estadística”.

RELACIONADO: Juanes cantará al Papa

Esta fue la quinta vez que un papa visita la sede de Naciones Unidas en Nueva York. Anteriomente la pisaron Pablo VI (1965), Juan Pablo II (1979 y 1995) y Benedicto XVI (2008).

Tras su intervención en la sede de Naciones Unidas, el papa Francisco visitó la Zona Cero para recordar a las víctimas de los atentados del 9/11 y hacer un llamado a la tolerancia. Luego se desplazó al barrio de Harlem, donde compartió con profesores y alumnos de una escuela católica.

Ya de noche, celebró una misa multitudinaria en el Madison Square Garden, su último acto público en la Gran Manzana antes de partir el sábado a Filadelfia, escala final de su visita a Estados Unidos.  

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST