AP Photo/Marietta Daily Journal, Kelly J. Huff, Pool
jclar
July 08, 2014 AT 09:08 PM EDT

Justin Ross Harris se encontraba en la cárcel acusado de matar a su hijo de 22 meses al dejarlo dentro de un auto encerrado bajo el sol en Marietta, Georgia. Pero, de acuerdo a los investigadores, lo que más le preocupaba era cobrar el seguro de vida de $27,000 del menor.

“A lo largo de la investigación, Harris le ha comentado a sus familiares acerca de una póliza de seguro de vida que tenía por [su hijo] Cooper y lo que tenían que hacer para cobrarla”, según una orden de registro obtenida por People

RELACIONADO: Cristiano Ronaldo de luto por la muerte de su abuela (FOTO)

Durante la vista en el tribunal del jueves pasado, el detective del condado de Cobb Phil Stoddard testificó que la familia de Harris tenía dos seguros de vida para su niño: uno de $25,000 y otro de $2,000. El funeral del niño fue pagado por una subvención de Home Depot, donde Harris trabajaba.

El acusado dijo a los detectives que tenía $4,000 en deudas de tarjetas de crédito, además de préstamos estudiantiles vencidos y dos préstamos para automóviles por pagar.

RELACIONADO: El actor Tracy Morgan se debate entre la vida y la muerte tras sufrir aparatoso accidente de tráfico

Unas 16 órdenes de registro fueron ejecutadas con respecto al caso. Los teléfonos de la familia, además de tabletas y computadoras, han sido confiscados. Los investigadores se están enfocando en las finanzas y deudas de la familia, y en sus pólizas de seguro.

En una orden que involucra a una computadora, los investigadores están buscando “correos electrónicos que tengan que ver con asuntos del niño, la esposa y la familia; fotos y vídeos del niño que revelen pistas; información sobre asientos de seguridad para auto; y búsquedas que tengan que ver con muertes en automóvil”.

La policía investiga si había problemas matrimoniales entre Harris y su esposa Leanna. La policía alega que Harris envió seis mensajes de texto de contenido sexual a seis personas —incluyendo una adolescente— el día en que murió su hijo.

Los detectives también están escrutando el historial médico de Cooper para determinar si sufría de alguna enfermedad, así como detalles de su crecimiento y desarrollo.

Por medio de las investigaciones, tanto Ross como Leanna Harris alegaron que su miedo más grande era dejar a Cooper en un carro caliente. “De acuerdo a Harris”, dice una de las órdenes de registro, “él recientemente había visto un programa sobre muertes de niños en autos. Durante la entrevista con Leanna, expresó que eso era lo que más temía”.

“Los investigadores la cuestionaron más sobre el asunto”, agrega la orden. “Leanna dijo específicamente que su miedo era que el niño fuera dejado dentro de un vehículo caliente, sin embargo, no temía perder al niño”.

Justin Ross Harris se encuentra preso sin fianza bajo cargos de asesinato y crueldad infantil. Se ha declarado inocente y su abogado, Maddox Kilgore, dijo que la muerte fue un “accidente trágico”. Leanna Harris no ha sido imputada. 

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST