Focus Features
Pilar Sopeséns
January 15, 2016 AT 08:57 PM EST

Sumergirse en la atmósfera del Copenhague (Dinamarca) de los años 20 le llevó al director de vestuario Paco Delgado más de un año de preparación. Tiempo que invirtió en visitar anticuarios, recorrer los mercadillos de las capitales europeas, y bucear en archivos fotográficos y pictóricos de Einar y Gerda Wegener, el matrimonio de pintores en el que se inspira la película The Danish Girl.

Einar Wegener, interpretado por Eddie Redmayne, fue el primer hombre que se sometió a una operación de cambio de sexo, y como mujer adoptó el nombre de Lili Elbe.

FOTOS: 15 vestidos con volantes que te enamorarán

“Uno de los retos más complicados fue ser fiel a la historia y ser respetuosos con la Lili real, ella no fue un personaje de ficción, sino alguien que existió”, compartió Delgado con la revista Harper’s Bazaar. “Nuestro punto de partida fue pensar que Lili estaba atrapada en un cuerpo que no le pertenecía, por eso creamos un vestuario tan rígido al comienzo de la película” apuntó sobre la vestimenta de Redmayne, trajes en colores oscuros, con cuellos muy altos y estructurados.

El director de la cinta, Tom Hooper, vuelve a confiar en Eddie Redmayne como actor principal y Delgado al frente del vestuario, como en Les Misérables, película por la que el español ya fue nominado al Oscar en 2013.

FOTOS: Copia el look de las famosas por menos

Eddie Redmayne y Alicia Vikander en una escena de The Danish Girl.
Focus Features

Los tejidos que predominan en las escenas ubicadas en Copenhague son la lana, el lino y el algodón, pero cuando la pareja se muda a París, toman protagonismo materiales más ligeros y delicados, como la seda o el chifón en colores más cálidos. Una transformación muy visual que ilustra la evolución física del protagonista como mujer.

Otro de los retos de Delgado fue conseguir vestuario original de la época, no solo porque por entonces los europeos, especialmente las mujeres, eran mucho más pequeños, también por la destrucción de la II Guerra Mundial y por la calidad de los textiles de los años 20, bordados con tanta pedrería que “dan mucho peso al tejido y llega a rasgarse”, dijo a la agencia Efe.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La solución, que incluyó una extensa labor de investigación, fue comprar piezas en anticuarios, desarmarlas y confeccionar prendas nuevas para los personajes, respetando las telas y los estampados de entonces.

Para el protagonista del filme, Delgado solo tiene palabras de agradecimiento: “No hay muchos como él, se lanza al personaje como pocos lo hacen”, y comparte que fue un placer volver a trabajar con él ya que aportó muchas ideas. “El actor siempre debe pensar que el vestuario le está ayudando a crear el personaje”, afirmó.

FOTOS: Chic y corto, descubre los mejores cortes de pelo de las celebridades

Su trabajo en The Danish Girl no solo le ha valido la nominación al Oscar, por el que compite contra las películas Carol, Cinderella, Mad Max: Fury Road y The Revenant; Delgado también opta a llevarse los premios Bafta y el galardón del gremio de vestuaristas, el Costume Designers Guild.

Paco Delgado en la premiere de The Danish Girl en Westwood, California.
Steve Granitz/WireImage

 

You May Like

EDIT POST