Agencia México
Lena Hansen
April 27, 2014 AT 04:10 PM EDT

La vida de Pablo Alborán, el joven cantante de 24 años nacido en Málaga, España, cambió radicalmente hace unos años, cuando decidió seguir su sueño de ser cantante.

“A los 13 años empiezas a formar una banda y tus padres te regañan porque no estás estudiando”, recuerda de sus inicios en la música. “Es mi pasión, no es mi hobby. Mi madre me decía: ‘¿Qué vas a hacer? No tienes trabajo. No tienes disco, no tienes nada’”, añade Alborán, quien estudió publicidad por dos años para complacer a sus padres mientras trabajaba en su primer disco.

RELACIONADO: Pablo Alborán compone con Ricky Martin en la India (FOTO)

Tras conocer a un productor que descubrió su talento, el resto es historia. Ahora el intérprete de éxitos como “Tanto” y “Quién” está grabando su cuarto álbum.

“Es un salto. Es mucho más moderno. Hay que darle un aire fresco, que pueda llegar a todos lados pero sin perder esa pureza”, adelanta sobre esta producción aún por titular que tendrá toques de bossa nova y percusión caribeña.

“Es un disco con mucha raíz de muchos lugares. No es un disco solo español. Tengo influencias de todos lados. Es un disco que he compuesto en aviones y trenes. Hay temas que han surgido de golpe, temas que han surgido después de una entrevista, esperando a que me maquillaran o en el lounge de un aeropuerto. Se ha compuesto en pleno movimiento”, dice el español.

RELACIONADO: Pablo Alborán aclara rumores de romance con Ricky Martin 

El guapo soltero admite que su agitada agenda laboral puede ser agotadora y que la fama viene con un precio.

“Me acuerdo del primer autógrafo y de la primera foto en la calle (que le pidieron), y de pronto ya no puedes ir al cine y te quedas encerrado en tu casa”, dice el artista, quien agradece el fervor de sus fanáticos.

“Todo el mundo me dice: ‘¿Has tenido que ir al psicólogo? ¿Has tenido que asimilarlo poco a poco?’”, añade sobre aquello de haberse convertido en una figura pública.  “He trabajado mucho pero mi vida es muy tranquila. No he salido mucho de fiesta pero he hecho un esfuerzo por mantener la normalidad”, asegura. “En España, si hay que comprar el pan me pongo una gorra y voy al supermercado”.

You May Like

EDIT POST