Roga Photo Studios
Lena Hansen and desde Miami
April 15, 2013 AT 04:39 PM EDT

Aunque durante años se dijo que existía una rivalidad entre Olga Tañón y Elvis Crespo los merengueros puertorriqueños unieron fuerzas para grabar el dueto “¡A celebrar!” para el nuevo disco de la Mujer de Fuego.

Los artistas nos recibieron en un estudio de grabación en Miami y nos aseguraron que existe una amistad y admiración mutua entre ellos.

“Tengo el privilegio de tenerlos a él y a su esposa como amigos (desde) hace unos años”, dijo Tañón, quien también confesó ser fanática de Grupo Manía, de donde surgió Crespo. “¡Me encanta la voz esa maravillosa de corneta que tiene!”, añadió entre risas.

Él también le echó flores a ella. “Yo quería trabajar con Olga. Me parece que es una de las mujeres más bellas y talentosas que tiene mi país. Es un junte genial”, dijo Crespo. Uno que surgió, según el cantante, en una reunión familiar que compartieron.
“Nosotros hemos estado en los últimos años reuniéndonos para compartir cosas familiares, privadas y nos dimos cuenta de que hay una gran química”, dijo el cantante, quien está grabando su nuevo disco One Flag.

Tañón también dice estar feliz en su nueva casa en Ocala tras la victoria legal contra el padre de su hija, el ex pelotero Juan Igor González, quien le cedió la potestad legal de Gabriella, de 16 años, a la cantante y su esposo, Billy Denizard. “Yo siempre he sido una luchona. Yo lo que hice fue culminar algo que tenía que culminarse”, afirmó la merenguera. “Y mucho más por el respeto y por el amor que le tengo a Billy que lo amo con mi vida y a mis hijos”.

A pesar de que Crespo enfrenta una demanda por supuesto abuso sexual impuesta por la joven Leoanny De la Cruz, se mostró risueño y sereno durante la grabación. “Estoy muy bien, tengo mucha estabilidad, mucha espiritualidad”, dijo, sin referirse al caso legal. “Estoy visualizando cosas positivas, realizando mis sueños y mis metas”.

El artista también habló de su hija Alanis Taís, a quien le celebró su primer cumpleaños en febrero. “Tengo una beba, una niña hermosa. Estoy disfrutando de esta etapa hermosa de mi carrera y de mi vida. Siempre estoy con ella”.

Según Crespo, enfocarse en su música es una buena terapia. “El estudio para mí es mi altar. Es un santuario, es como una meditación. Me quita de lo exterior, me enfoca en el momento presente”. Como ponerle toda su alegría a esta canción, salpicada de merengue electrónico y producida por el dominicano Maffio.

You May Like

EDIT POST