Warner Music Latina
Jennifer Rosa López / NYC
July 25, 2008 AT 02:00 PM EDT

“Nunca es tarde si la dicha es buena” dice el refrán. Este parece ser el mantra de Tommy Torres, quién después de dos años fuera de los escenarios, retoma su carrera como cantante y lanza su tercer disco,Tarde o temprano. A los 36 años, el cantautor ya tiene un estilo que lo identifica, pero le apuesta a esta producción tan ilusionado como si fuera su carta de presentación.

Si cree que el puertorriqueño es uno más, piénsalo dos veces. No sólo es egresado de la prestigiosa The Berkley College of Music, además es el responsable de exitos de cantantes como Ricardo Arjona, Ricky Martin, Ednita Nazario y Eros Ramazotti. Torres habló con Peopleenespañol.com sobre su más reciente producción y esto es algo de lo que nos contó.

Luego de tus dos primeros discos, estuviste produciendo discos para Ricky Martin y Ricardo Arjona, entre otros. ¿Por qué dejaste de cantar?
Fue la suma de varios elementos. Primero, hubo un cambio de disquera. Y toma tiempo resolver esos asuntos administrativos, es algo complicado con que los artistas tenemos que lidiar. Segundo, quería tener una línea de canciones que siguieran una historia, que tuvieran sentido. Estaba esperando el momento en que todo se acomodara a mi favor. Entonces también surgieron proyectos que me interesaron mucho y que fueron una oportunidad muy buena, por eso produje esos discos. Todo se dio de forma muy natural. Fue una época bastante satisfactoria en ese aspecto, pero dije ya es tiempo, y aquí estoy.

¿Qué hace diferente a Tarde o temprano?
Es más experimental que mis otros discos. Se puede decir que me arriesgué. Invité a Dan Warner y Lee Levin a este proyecto, porque he trabajado antes con ellos y me siento cómodo. Hay fusiones de música jíbara y también acentos muy urbanos como en “El trabajito”, la canción que hago con Tego Calderón. Y hay mucha guitarra y balada pop.

Cuéntanos alguna anécdota que te haya sucedido en pleno concierto
Hace algunos años, en una presentación prácticamente canté sin audífonos, no funcionaron. Tuve que seguir en plena tarima sin poder escuchar mi voz. No tenía idea de cómo estaba cantando. Yo no sé si la gente se percató, pero para mí fue terrible.

¿Prefieres los estadios grandes o los escenarios más íntimos?
En realidad me gustan los dos. Cuando estás frente a una masa gigante de gente la adrenalina, la emoción es distinta. Y si por alguna razón sucede algo, pasa más por desapercibido. Pero en un escenario pequeño, cualquier detalle se hace mucho más grande.

De no haber sido músico, ¿a qué te dedicarías?
Pues fíjate, a mí me gusta mucho la tecnología. Se me hace muy fácil. Yo soy el que todo el que programaba los radios y el televisor en casa, y al que todo el mundo llama para programar sus computadoras.

¿Y cuántos Ipod’s tienes? ¿Más que Karl Lagarfeld, que aseguran que tiene cerca de 200?
Este va a ser el título de tu historia. En realidad no tengo ninguno. Sé que parece increíble, pero es que yo no podría tenerlo. La música me lleva muy lejos, me distraigo demasiado. Si estoy manejando y tengo un Ipod, tendría un accidente. Si estoy caminando y estoy escuchando música, olvídate, ya un carro me hubiese llevado enredado.

¿Qué música te gusta?
¡De todo! Bossa Nova, Jazz, John Mayer y claro, no puede faltar The Police. Yo escuchaba mucho rock cuando era chamaquito, pero era por presión. Muy dentro, yo sabía que me gustaba Bryan Adams.

Ahora estás de gira promocional, ¿qué es lo más que extrañas cuando estás de viaje?
Mi cama. Ir a un hotel y ver una cama vacía automáticamente te recuerda que no estás en casa y que nadie te espera.

¿Y la novia?
Ah bueno y eso también claro.

You May Like

EDIT POST