Getty Images
People Staff
July 25, 2011 AT 12:00 PM EDT

Al momento de ser encontrada muerta en su cama a las 4:00 p.m, la cantante británica Amy Winehouse ya tenía seis horas de haber fallecido.

La ganadora de cinco premios Grammy se habría comunicado por última vez con su personal de seguridad informando que quería dormir alrededor de las 10 de la mañana. La cantante de 27 años había visitado al doctor el pasado viernes para un chequeo de rutina, como parte de su batalla contra la adicción. Al parecer, el médico encontró todo en orden.

Esa misma noche, Winehouse se sentía tan bien que estuvo tocando batería tan fuerte que los vecinos se quejaron.

A pesar de que las causas de su muerte aún están por esclarecerse y de que el reporte toxicológico tomará algunas semanas antes de arrojar alguna conclusión, una fuente de la policía aseguró a PEOPLE que no había ni drogas no ningún tipo de fármacos en la escena.

El papá de la cantante, Mitch Winehouse, quien llegó a la casa de la músico en el vecindario londinense de Camden el lunes por la mañana, agradeció a los seguidores de su hija, las muestras de afecto que han recibido como tributo a su memoria y aseguró que, a pesar de que la familia estaba “devastada y sin palabras”, el apoyo de los seguidores “hace mucho más fácil [la situación] para nosotros”.

“Amy fue entregada al amor. Su vida entera ella fue una devota de su familia, de sus amigos y de ustedes, sus seguidores”, dijo el conmovido padre.

Hoy, el cuerpo de la cantante sera entregado a su familia para iniciar los actos fúnebres. La causa de la muerte será dada a conocer oficialmente el próximo mes de octubre.

¡Accédenos desde tu iPhone, BlackBerry o Droid en nuestro sitio móvil especialmente diseñado para tu celular!

You May Like

EDIT POST