DARRELL SAPP/PITTSBURGH POST-GAZETTE VIA AP
Alexander Mabry
August 12, 2016 AT 12:07 PM EDT

Un niño de 3 años se cayó de una montaña rusa en el parque de atracciones de Idlewild and SoakZon en Ligionier, Pensilvania.

Inmediatamente después del suceso, que tuvo lugar el jueves por la tarde, el pequeño fue trasladado en helicóptero a un hospital de Pittsburg, según fuentes oficiales.

Aunque no se ha hecho público el estado de salud del niño, la cadena de Pittsburg Action News 4 reportó que, según fuentes cercanas a la investigación, el pequeño habría sufrido lesiones en la cabeza y el pecho.

Por su parte el portavoz del parque Jeff Croushore declaró que el niño “hablaba” en el momento de ser evacuado. Además Croushore señaló que el pequeño se salió de la atracción aproximadamente a mitad del trayecto.

La montaña rusa construida hace 78 años y conocida como Rollo Caster, tiene alrededor de 1,400 pies de longitud y llega hasta los 40 pies de altura en su punto más alto, alcanzando velocidades entre 10 y 25 millas por hora.

El Departamento de agricultura del estado, el cual regula las atracciones de los parques temáticos, aseguró que el Rollo Coaster pasó una inspección el sábado pasado, por un investigador certificado privado.

Este suceso se une a la serie de accidentes infantiles en atracciones en los Estados Unidos.

El pasado domingo falleció un niño de 10 años en Kansas City, cuando descendía por un tobogán, en un parque acuático.

Al día siguiente tres niños cayeron desde 30 y 45 pies de altura cuando montaban un Ferris Wheel en Greeneville, Tennessee, aunue por suerte todas sobrevivieron al accidente.

You May Like

EDIT POST