GETTY IMAGES
People Staff
April 03, 2009 AT 12:00 PM EDT

Una ley de residencia en Malaui evitó que Madonna pudiera adoptar a un niño por segunda vez en esa nación africana, informa la agencia AP.

Las normas de residencia en Malaui exigen que los posibles padres que pretendan adoptar allí deben haber vivido en ese lugar entre 18 y 24 meses previamente. El hogar de Madonna, sin embargo, está en Nueva York y Londres.

La cantante de 50 años adoptó a su hijo, David Banda, de 3 años, en Malaui en el 2008. Ella consiguió la custodia y el permiso de sacarlo del país hace dos años. La adopción causó controversia, incluyendo denuncias que aseguraban que su solicitud tuvo un estatus especial porque se trataba de una celebridad.

La Reina del Pop, quien ahora es madre divorciada, planeaba adoptar esta vez a la pequeña Mercy James, de 3 años y medio, a quien conoció en un orfanato en el 2006. Madonna también es madre de Lourdes, de 12, y Rocco, de 8.

Se desconoce si la cantante tiene intenciones de apelar la decisión.

Una fuente del hotel Kumbali Lodge, donde la cantante se hospeda, dijo que cuando Alan Chinula, abogado de la intérprete, le comunicó que su petición para adoptar a la pequeña había sido rechazada “una incrédula Madonna solo apretó sus manos”.

Madonna, quien presentó los documentos de adopción el lunes pasado, no estuvo presente en la corte.

En la audiencia, la juez dijo que a los funcionarios de la oficina de bienestar infantil se les exige encontrarle a los menores adoptados padres convenientes y no “alguien que llega en avión y después se va”.

“Con respecto a la niña, yo creo que el bienestar de Chifundo (Mercy en africano) estará mejor si ella crece dentro del ambiente de la cultura de Malaui”, agregó la funcionaria.

La juez también dijo que como Madonna ya está ayudando a otros huérfanos, Chifundo continuará beneficiándose con la generosidad de de la estrella.

You May Like

EDIT POST