getty images
People Staff
December 28, 2006 AT 02:00 PM EST

Para Nicole Kidman el 2006 fue de dulce y agraz. A la felicidad tras su espectacular boda con el cantante de música country, Keith Urban, se contrapuso la recaída del artista en su adicción al alcohol y los rumores de infidelidad. Sin embargo, Kidman ha demostrado que quiere salvar su matrimonio y recientemente reapareció muy cariñosa con su marido en su natal Australia.

El reencuentro no durará mucho, debido a que tras dos meses de estar ingresado en un centro de rehabilitación en Nashville, Tennessee, Urban deberá continuar con su tratamiento. “Keith está en Australia para pasar las fiestas con su familia. Él continuará con su rehabilitación cuando regrese”, señaló el publicita del artista, Paul Freundlich, a la agencia noticiosa AP.

A lo que no hizo alusión su publicista fue a los dichos de Amanda Wyatt, la modelo que asegura que mantuvo un romance con el músico mientras éste estaba comprometido con Kidman y después de su boda. “Me siento muy mal por Nicole. Keith la engañó reiteradas veces conmigo. Probablemente lo vuelva a hacer. Espero que su matrimonio funcione, pero los leopardos no pueden perder sus manchas”, reveló la modelo en una entrevista al diario británico The Mail. Esperemos que sean sólo palabras.

You May Like

EDIT POST