Jim Spellman/WireImage
November 21, 2016 AT 05:50 PM EST

Aunque la vida de ningún ser humano tiene precio, Nick Gordon, el exnovio de Bobbi Kristina Brown, fue condenado a pagar la cantidad de $36 millones por el homicidio de la a única hija que tuvo Whitney Houston  con el cantante Bobbi Brown.

La joven falleció el 26 de julio del 2015, tras ser encontrada inconsciente y boca abajo en la bañera de su casa en Georgia y con rastros de droga en su organismo.

Después de pasar seis meses en coma, Brown finalmente muríó. Pero desde el principio se sospechó que su entonces pareja le había facilitado una dosis letal de substancias prohibidas. Finalmente, en septiembre de este año, Gordon fue hallado responsable de su muerte en un juicio civil. 

Según reportó la agencia EFE,  el juez T. Jackson Bedford de la Corte Superior del Condado de Fulton, en Georgia, señaló a Gordon como responsable de haberle proporcionado un “coctel tóxico” en el que combinó drogas y alcohol a la jovencita de 22 años, la noche del 31 de enero de 2015. Y por eso deberá pagar la millonaria cifra a sus familiares. 

Relacionado: Bobby Brown rompe el silencio sobre la muerte de su hija

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El desglose financiero establecido por el juez a cargo del caso es el siguiente: $1.575.041 por el robo de los fondos de Brown, con el cargo máximo de $250.000 por daños punitivos. Así como también $1.370.877 por daños médicos por agresión, 13 millones por el dolor y el sufrimiento, más $4.200.000 porque estaba bajo la influencia del alcohol y las drogas  y 15 millones más por la pérdida de la vida de su novia.

Al igual que en otras audiencias del juicio, Gordon no se presentó la tarde del jueves a la corte, por lo que también fue declarado culpable por “incumplimiento” de órdenes.

You May Like

EDIT POST