Getty Images (2)
jpagan
March 02, 2012 AT 09:19 PM EST

Nick Cannon se ha mostrado abierto a hablar sobre los problemas de salud que salieron a la luz tras haber sido hospitalizado por una falla renal en enero pasado y tener que regresar al hospital, semanas después, por coágulos en los pulmones.

“Lo de los coágulos de sangre era lo más que asustaba porque… conozco personas que han muerto por eso”, dijo el esposo de Mariah Carey a PEOPLE en el restaurante New York Teqa, donde estuvo la noche del miércoles.

“Pensé que estaba mejorando”, dijo Cannon, de 31 años, “y luego ocurrió eso [los coágulos], llegó así como de la nada”.

Cannon, quien se retiró en febrero de su programa de radio en Nueva York para continuar con su recuperación, indicó que los médicos le explicaron que la condición de su riñón “es algo con lo que tendré que vivir por el resto de mi vida”.

“Sólo estoy tratando de asegurarme de mi salud sea lo primero”, dijo a PEOPLE, agregando que trata de tener seis horas de sueño cada noche y trata de estar relajado en la casa.

Reveló, además, que el padecimiento renal es producto de una condición “autoinmune que [los doctores] encontraron en mi sistema” y que los coágulos de sangre estaban relacionados directamente con una infección en los riñones.

“Son muchas cosas”, dijo Cannon, “pero ahora todo está controlado”.

Al preguntarle si la condición es hereditaria, Cannon dijo que “Ellos [los doctores] dijeron que mi condición autoinmune es similar al lupus, pero nadie en mi familia lo tiene”.

Por ahora, Cannon está enfocado en mejorar junto a su familia.

“Me siento bendecido de estar vivo”, indicó. “Si no la hubieran descubierto [a tiempo mi enfermedad], no sé [que hubiese sucedido]”.

¡SUSCRÍBETE A PEOPLE EN ESPAÑOL POR TAN SÓLO $1 LA EDICIÓN!

You May Like

EDIT POST