Amanda Edwards/WireImage
Pía Velasco
September 01, 2016 AT 11:41 AM EDT

Naya Rivera, mejor conocida por su interpretación de Santana López en la serie musical Glee, revela en su nueva autobiografía (disponible el 13 de septiembre) “Sorry Not Sorry: Dreams, Mistakes and Growing Up” que no solo se operó los senos sino que fue una de las mejores inversiones de su vida. Cuando Rivera cumplió 18 años, sabía exactamente cómo lo quería celebrar. “Fui a todos mis maestros a decirles que no iba a estar en clase. ‘¡Me voy hacer cirugía plástica!’, les decía feliz”, comparte la estrella a la revista People.  

En el libro, Rivera admite haber tenido problemas con su imagen corporal en el pasado, pero asegura que la decisión que tomó sobre ponerse implantes no tuvo nada que ver con el verse bien para los demás.

Naya Rivera
Steve Granitz/WireImage

“Mis nuevos senos fueron para mi autoestima, no fueron por algo sexual”, cuenta la actriz, quien pagó su cirugía con el dinero que había ahorrado de sus apariencias infantiles en Family Matters y The Royal Family. “Nunca me quité la blusa para un chico. Tuve muchas oportunidades de hacerlo, pero aunque lo hubiera hecho, mi sostén siempre estaba relleno de servilletas”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Rivera, quien ahora tiene un hijo de casi un año con su esposo Ryan Dorsey, también toca el tema tabú de la cirugía plástica. “La gente tendrá sus opiniones… pero han pasado más de 10 años desde que me operé los senos, y aún me hacen feliz cuando me veo en el espejo. Puede ser que hayan sido los mejores $8,000 que he gastado”.  

You May Like