True Love Wedding Center/NY
José R Pagán
December 16, 2011 AT 10:51 PM EST

Compromisos artísticos, confirmados; repertorio musical, escogido y el público ansioso por bailar sus canciones. Mientras, en la casa, el arbolito está decorado y la familia define los detalles para celebrar Navidad. Así es la vida de Milly Quezada en estos días.

La cantante dominicana está en medio de una temporada “estresante”, pues diciembre es siempre  la época del año más ocupada. Entre festejos navideños, se la ha pasado entre Panamá, Puerto Rico y su República Dominicana. Pero siempre tiene que aparecer tiempo para los suyos, en especial para sus dos nietas.

“Son mis dos tesoritos”, dijo emocionada. “No tuve hembras, así que me hacen una ilusión enorme y a pesar del mucho trabajo que tenga no puedo dejar de alimentarles la ilusión”, agregó refiriéndose a Mia Miliana, de cuatro años, y a Mariah Magaly, de uno.

A Quezada le entusiasma mucho la Navidad. En el orden personal porque los niños le permiten ver otra perspectiva. “Me obligan a entrar en la ilusión de los muñequitos, los personajes infantiles y las historias navideñas. Además, doy apertura a mucha reflexión espiritual, que trato de compartir con mis seguidores en Twitter. Jesús es la Navidad”, continuó.

Los tiempos cambian y a la cantante se le hace inevitable recordar cómo era su Navidad, cuando niña. Tuvo días muy bonitos, pero difíciles. “En la inocencia típica de la edad no entendía porqué los Reyes no me dejaban lo que les pedía. Eso me hizo un poco rebelde”, contó. “Luego, fue doloroso saber la forma en que realmente llegaban los regalos y ahí entendí todo. Me dio rabia”.

La música siempre estuvo presente en su entorno y, mientras su familia pintaba y decoraba la casa, ella cantaba aguinaldos y le bailaba a su papá. Los ritmos siempre han tenido efecto en ella y estimulaban su picardía.

A estas alturas, en que Quezada nota el efecto que tiene la tecnología en la vida cotidiana, y que cada vez está más accesible para los niños y jóvenes, se muestra preocupada. “Me duele ver cómo la gente vive despachando el presente para conectarse, a través de los teléfonos y las computadoras, a otra forma de presente que les aleja de las personas que tienen cerca. Estos nuevos modos de comunicarnos tienen una connotación negativa para nuestro futuro”, planteó.

En la escena musical

Milly Quezada disfruta la Navidad al ritmo de su más reciente disco, titulado Aquí estoy yo, del que incluye cuatro temas en el show que presenta durante las fiestas navideñas.

“Es un disco tropical con un tono esperanzador y muy alegre”, dijo sobre el repertorio que incluye “Te quiero un montón”, con una fusión de plena y merengue; “Lo que más”, versión en bachata de un tema de Shakira y “Toma mi vida”, en el que participa Juan Luis Guerra.

Para apoyar la difusión de este último, la cantante cuenta con un vídeo en el que Guerra le acompaña y que fue dirigido por Jan Gabriel, hijo del cantautor dominicano.

“El hecho de que Juan Luis aceptara la invitación fue un regalo muy sorpresivo. Fue bien alentador porque se involucró de muchas maneras e hizo muchas recomendaciones, pero sin imponerse”, resumió.

You May Like

EDIT POST