Rondene PR
Natalia Bolívar/NYC
October 29, 2009 AT 02:00 PM EDT

Este año, quien sin duda merece un lugar en los Latin GRAMMY es Natalia Lafourcade con su Hu Hu Hu (Sony Music). No es para menos, ya que su cuarta producción ha sido todo un éxito entre los críticos de la buena música. Es por eso que este 5 de noviembre, la cantante mexicana se disputa el gramófono en la categoría Mejor Álbum Vocal Pop Femenino.

Lafourcade, de 25 años, nos cuenta que son este tipo de reconocimientos lo que la hacen sentir que su trabajo es tomado en cuenta dentro de un círculo en el que según ella hay mucho talento, como es el caso de Laura Pausini, Amaia Montero, Jimena Ángel y Luz Ríos, artistas nominadas en dicha categoría y que, al igual que la mexicana, desearían llevarse el premio a casa. “Me da miedo Laura (Pausini)”, dice entre risas y luego lo desmiente al asegurar que “el sólo hecho de poder compartir esa experiencia con más gente y estar ahí es súper bonito” y más que suficiente.

Dejando la modestia aparte, a ¿quién le agradecería Lafourcade a la hora de la verdad? “A mucha gente, a la que estuvo al lado mío en tres años en los que pasaron muchas cosas, un tiempo que me di para viajar, componer, hacer diferentes proyectos entre ellos el instrumental –Las cuatro estaciones del amor– el unplugged de Julieta (Venegas). A mi equipo, a mis amigas por hacer realidad lo que en mi cabeza existe, a mi disquera por haberme apoyado porque (el disco) no era muy comercial y aún lo sacaron y confiaron”. Y definitivamente no se equivocaron ya que, a una semana de haber salido a la venta, el disco fue de los más solicitados en su país.

Se lleve o no el GRAMMY, lo cierto es que este álbum ha sido el más especial en su carrera, tanto así que Lafourcade lo considera un parteaguas en su carrera. “Me di mucha libertad para hacer las letras, la producción, la instrumentación, los arreglos, el arte, los vídeos, es un disco muy muy mío es como un diario de música”.

Quizá sea la independencia musical que ahora vive la intérprete de “Ella es bonita” y “una etapa de mujer, la cual estoy manejando [mi carrera] muy a mi gusto con mis sueños y deseos de donde me gustaría ir” lo que le permite gozar de una lluvia de logros sin proponérselo, sólo manteniéndose fiel a su estilo y teniendo confianza en su propuesta. Aunque los tiempo cambien, Lafourcade admite que “siempre va a existir una parte de mí muy infantil”… aquella reflejada en Hu Hu Hu.

You May Like

EDIT POST