omar cruz
Armando Correa
June 28, 2005 AT 11:00 AM EDT

Al atravesar el escenario del Alice Tully Hall, en el Lincoln Center de Manhattan, Myrka Dellanos, más estilizada que nunca y acentuando su diminuta cintura con una entallada creación del diseñador Michael Kors, fue ovacionada por el especial público de ese día: anunciantes, periodistas, relacionistas públicos y empresarios.

Todos estaban ansiosos por descubrir cuál sería la programación sorpresa para el 2005-2006 de Univisión, la cadena de televisión hispana más grande de Estados Unidos. Ya se había especulado que Dellanos sería una de las preciadas sorpresas que Univisión tenía preparadas. Rumores sobre el espacio de entrevistas que llevaría el nombre de la famosa presentadora cubanoamericana habían circulado desde que Dellanos abandonara abruptamente su programa emblemático Primer impacto en diciembre del 2003.

Con eso coincidió su explosivo romance con el empedernido soltero mexicano Luis Miguel, que la puso en la estratosfera –un romance que comenzó cuando Dellanos viajó a Acapulco para preparar una entrevista con el cantante– y la pareja se convirtió en la noticia del día en el mundo del entretenimiento. El idilio la llevó a la primera fila de los innumerables conciertos del artista y, al mismo tiempo, la alejó de las cámaras (sólo hizo escasas apariciones en especiales de Univisión, los cuales, cabe destacar, rompieron récords de sintonía).Así que ahora, con su espacio En exclusiva con Myrka Dellanos y al llevar el programa su nombre, se convertirá en la tercera marca registrada de Univisión (las otras dos son Don Francisco y Cristina Saralegui) y espera conquistar la audiencia nocturna. La única diferencia con el año pasado, cuando comenzó a tejerse el proyecto de su nuevo show, es que Dellanos, de 40 años, ahora está sola. “Myrka no necesita de Luis Miguel para brillar”, dice Otto Padrón, vicepresidente de programación y promociones de Univisión. “Ella brilla por sí sola”.

De que brilla, nadie lo duda. Y aunque la ruptura no sucedió de la noche a la mañana, el público, que vivió el romance como si fuera un cuento de hadas, estuvo en vilo ante las especulaciones de separación, y luego de que aún seguían juntos y esperaba que la noticia no fuese verdad. Lo cierto es que después de un mar de rumores sobre los engaños del cantante con supuestas modelos y actrices, rubias misteriosas que subían a sus habitaciones privadas y salidas nocturnas a discotecas, el idilio con el Sol de México terminó definitivamente en febrero.

“Me han pasado cosas peores y yo he seguido”, dice Dellanos en su primera entrevista en exclusiva con PEOPLE EN ESPAÑOL después de la ruptura y con motivo del anuncio de su programa. “Atravesé por dos divorcios en la televisión, un embarazo. Soy una profesional número uno y yo lucho por la excelencia en mi trabajo. Voy a darle al público mi trabajo pase lo que pase”. El problema es que, ante la inminente separación, algunos medios de comunicación publicaron, tanto en Estados Unidos como en México, que la presentadora había quedado destruida con el rompimiento. “Como siempre he dicho en el pasado, no pueden creer todo lo que leen”, insiste Dellanos. “Las cosas no siempre son como parecen. No tiene nada de malo que la ruptura de una relación te afecte”.

Pero Dellanos aclara que no está deprimida tirada en una cama como algunos han querido verla. “En primer lugar, si soy una persona que está destruida y triste, no tendría nada de malo”, dice Dellanos. “Afortunadamente, ése no es el caso. Yo estoy muy feliz, muy contenta. Hay nuevos comienzos en mi vida en este año, tengo muchas ilusiones y yo creo que todo es positivo”.

Alguien cercano a la pareja reveló a PEOPLE EN ESPAÑOL, en condición de anonimato, que Dellanos fue la que decidió poner fin a la relación. “Ella se cansó de la inestabilidad, de estar viajando de un lado para otro”, dice un amigo de Dellanos. “Luis Miguel quiso mantener la comunicación, continuar llamándola por teléfono, pero ella prefirió cortar completamente para mantener su salud mental”. Desde febrero la pareja rompió radicalmente. Al principio fue muy difícil, pero Dellanos ha asumido la ruptura con firmeza. A la entrevista con PEOPLE EN ESPAÑOL, en el concurrido restaurante Mariposa, en el Village of Merrick Park, de Coral Gables, Dellanos llegó radiante. Su cabellera suelta, una blusa verde entallada, unos jeans blancos que delineaban su exuberante figura, fueron suficientes para llamar la atención entre los comensales. En la muñeca izquierda ostentaba su brazalete de brillantes de la prestigiosa joyería Harry Winston (mandado a hacer especialmente para ella), que Luis Miguel le regaló al inició de la relación, cuando muchos auguraban boda. “Lo que tengo que hacer es dar lo mejor de mí y no arruinarme la vida entera”, explica, y ése es el mensaje que quiere transmitir a su público. “Además, en la vida siempre va a haber problemas. La felicidad completa no existe. Hay momentos donde uno se siente en la cumbre del mundo y sientes que ese momento es perfecto. Pues disfrútalo al máximo”.

Dellanos, sin dudas, supo hacerlo. En su relación con Luis Miguel ella se entregó completamente. Algunos pensaron que estaba echando su carrera por la borda, al abandonar Primer impacto, y por seguir al cantante que un día está en Acapulco, otro en Miami, otro en Los Ángeles o Nueva York y se da el lujo de ir a cenar, por una noche, a Hong Kong. El romance se desarrolló en jets privados, en el espectacular yate del cantante, hoteles exclusivos, fueron de luna de miel a Venecia, y él la cubrió de rosas exóticas y joyas exquisitas.”No me arrepiento de nada”, continúa Dellanos. “He pasado momentos inolvidables en todas mis relaciones, he sido muy afortunada, he querido mucho en mis relaciones, a mí me han dado mucho, he vivido momentos súper chéveres, súper divertidos”.

Hasta ahora, Dellanos va por dos matrimonios y dos divorcios. De su primer matrimonio, tiene una hija, Alexa, de 11 años. Con Luis Miguel, la posibilidad de una boda estuvo latente. Incluso, cuando el idilio con Dellanos estaba en todo su apogeo, el escurridizo cantante, que evade las entrevistas y erige una barrera inexpugnable cuando se intenta buscar luz en su vida personal, declaró en una entrevista con un programa nacional en México que sí, que tenía novia y que estaba en una relación muy bonita.

En entrevistas por separado con PEOPLE EN ESPAÑOL, ambos confesaron que en un futuro les gustaría verse casados y con hijos. “Cuando yo me casé, me casé pensando que era para toda la vida”, explica tajantemente Dellanos. “Yo no estaría con alguien hoy para pasar el tiempo con tal y tal persona. Si tienes una relación, es porque obviamente piensas que esa relación es para toda la vida. Cuando no funciona sabes que no era para ti, que viene algo mejor. A mí me gustaría volver a casarme. Creo que si la persona adecuada llega, eso te lo he dicho anteriormente, tengo que tener una señal de Dios que diga: ‘Cásate, ése es el hombre que tengo para ti’. Fuera de eso no lo voy a hacer. Honestamente, no quiero saber el futuro”.

Lea esta historia completa en la nueva edición de PEOPLE EN ESPAÑOL, que ya está a la venta.

You May Like

EDIT POST