People en Espanol logo

Manténgase conectado

Suscríbete

Anúnciate con nosotros

Más

Skip to content

Article

Myrka Dellanos y Ulysses Alonso ya pueden estar juntos

Publicado

Myrka Dellanos y Ulysses Alonso
Cortesía Myrka Dellanos

En el capítulo más reciente del drama doméstico vivido por la presentadora cubana Myrka Dellanos y Ulysses Alonso, una jueza en Miami, FL, levantó el jueves la orden de restricción que la presentadora había solicitado contra su esposo tras una violenta disputa familiar a principios de agosto.

Tanto Dellanos como Alonso asistieron a la vista ante la jueza Victoria del Pino, de la división de violencia doméstica del condado Miami-Dade, para solicitar el retiro de la orden que la presentadora de 43 años había requerido contra Alonso, cubanoamericano de 27, después de que, según un informe policial, Alonso la agrediera físicamente y amenazara de muerte en la casa que ambos compartían en el suroeste de Miami con la hija y la madre de ésta el pasado 8 de agosto.

En la breve audiencia, la jueza le preguntó a Dellanos “¿Le tiene miedo a este hombre?”, y la presentadora respondió: “No, no tengo”. Inmediatamente se retiró la orden de restricción.

Con el fallo de la jueza Del Pino, la pareja pudo salir junta de la corte (por la puerta trasera del edificio en un intento de esquivar las cámaras de televisión que se dieron cita para cubrir la noticia) y Alonso pudo regresar a la casa que venía habitando con Dellanos y su familia desde que ambos contrajeron matrimonio en abril de este año.

La audiencia ante la corte el jueves marcó la primera vez que Dellanos y Alonso se vieron después de que éste fuera arrestado por la policía de Pinecrest, FL, el 25 de agosto, fecha en que Alonso se entregó a las autoridades voluntariamente. Antes del arresto –y que la orden de restricción para que éste no se acercara a Dellanos entrara en vigor– la pareja llevaba dos semanas asistiendo a terapia matrimonial.

Hasta el jueves, Dellanos se había limitado a decir en un comunicado de prensa emitido por su representante que, como muchas parejas, ella y Alonso habían pasado por un momento que nadie quería que ocurriese, pero que ambos estaban abiertos a una reconciliación. “Cuando [estas cosas] pasan”, continuó el comunicado, “son una especie de invitación a reflexionar sobre lo que de verdad queremos. Tanto mi esposo como yo estamos totalmente enfocados y deseosos que esta relación prospere”. Días antes, la grabación de la llamada de emergencia que Dellanos hizo al sistema del 911 la noche del altercado dejó entrever otro lado del matrimonio. Tomando por sorpresa incluso a muchos que conocen a la pareja, una Dellanos alterada y con voz temblorosa pidió a la policía que levantaran una orden de restricción contra Alonso que alejara a su esposo de ella y su familia que en ese momento temían por su seguridad.

Según el reporte policial que fue completado esa noche al llegar las patrullas a la casa de Dellanos, la pareja sostuvo una discusión en la cual Alonso amenazó con matarla. Este habría seguido a su esposa a una habitación, la habría tirado contra la cama y cortado la respiración y roto el labio al apretarle la quijada.

Ese altercado continuó dos horas después cuando Alonso regresó a la residencia de ambos. Según el reporte policíaco, Alonso la tomó nuevamente del rostro, la empujó y amenazó antes de salir del lugar con sus pertenencias, momento en que Dellanos aprovechó para llamar a las autoridades.