Cortesía Myrka Dellanos
People Staff
August 27, 2008 AT 07:00 PM EDT

En cuestión de dos días, el matrimonio formado por Myrka Dellanos y Ulysses Alonso ha sufrido más subidas y bajadas que una montaña rusa.

El martes pasado, el mundo del espectáculo se sorprendió cuando a escasos cuatro meses de matrimonio, Alonso, de 27 años, fuera arrestado por agredir a Dellanos, de 43 años, sin darse a conocer más detalles que la disputa había sucedido en su residencia en Pinecrest, FL, y que el próximo 15 de septiembre ambos tendrían que comparecer en una Corte.

El día de ayer se dio a conocer la grabación de la llamada de emergencia que la cubanoamericana realizara al 911, en la que rogaba porque se levantara una orden de restricción en contra de su esposo, y en la que confesaba que Alonso la había agredido físicamente y amenazado contra su vida. En las propias palabras de Dellanos a la operadora de 911, una de las frases intimidatorias que Alonso lanzó contra ella fue: “Te voy a matar p-u-t-a”. Esta última palabra la deletreó a la operadora para no decirla frente a su hija, Alexa, de 14 años, quien se encontraba con ella al momento de hacer la llamada.

Pero en la noche del miércoles las cosas dieron un giro de 180 grados: el representante de Dellanos reveló en exclusiva a PeopleEnEspanol.com que la pareja ha decidido reconciliarse, y no sólo eso, la ex de Luis Miguel firmó ayer miércoles a las 11:00 A.M., la petición para que se retire la orden de restricción contra Alonso, y además, nos dijo que la pareja llevaba dos semanas asistiendo a terapia (en los días anteriores al arresto de Alonso y a la orden de restricción).

Cabe aclarar que existe un reporte policial que describe los detalles de la agresión física sufrida por Dellanos, la cual señala que, tras una discusión, Alonso la siguió hasta su habitación, la tiró contra la cama, le puso la mano dentro de la boca, le rompió el labio superior y le cortó la respiración.

Posteriormente, éste salió de la casa y dos horas después, como Myrka no le permitió el ingreso a la casa, se saltó la reja, ingresó a la residencia, la insultó frente a otro testigo que se encontraba en el lugar, la tomó por el rostro en su cuarto y la empujó nuevamente. Su esposo se fue de la casa y entonces, fue cuando la cubana llamó a la policía.

Por su parte, Dellanos emitió un comunicado de prensa a los medios antes de darse a conocer la llamada al 911, en el que aclara: “Como muchas parejas, hemos pasado por uno de esos momentos que nadie quiere que ocurra. Pero cuando pasan, son una especie de invitación a reflexionar sobre lo que de verdad queremos”.

You May Like

EDIT POST