Getty Images
People Staff
May 26, 2009 AT 11:00 AM EDT

Ayer en la noche se dio a conocer la lamentable noticia de que Exodus, la pequeña hija de Mike Tyson de tan sólo 4 años de edad, perdió la vida luego de permanecer conectada a un pulmón artificial tras ahorcarse con la cuerda de una caminadora en su casa de Phoenix, AZ.

“Estamos agradecidos por la inmensa demostración de cariño y bendiciones que hemos recibido del mundo entero”, dijo Tyson, de 42 años, en un comunicado de prensa. “No hay palabras para expresar la trágica pérdida de nuestra querida Exodus. Ahora les pedimos que respeten nuestra necesidad de privacidad en estos momentos difíciles para tratar de sanar el dolor”.

La mañana del pasado lunes, la policía del estado informó que la pequeña fue encontrada por su hermano de 7 años con el cable de una caminadora enredado en el cuello.

Se dice que la mamá de la menor se encontraba limpiando una habitación, por lo que envió a su hijo a revisar el cuarto de juegos donde se encontraba la pequeña. Al encontrarla atada a un cable, llamó a su madre, quien de inmediato lo removió de su cuello e intentó revivirla. La mujer –cuyo nombre todavía no es identificado– llamó al 911, y los paramédicos trasladaron a la pequeña al hospital St. Joseph’s donde fue conectada a un pulmón artificial y lamentable murió.

Andy Hill, sargento de la policía, explicó que “de alguna manera, la niña jugaba en la caminadora que tiene una cuerda que cuelga de la consola –una especie de lazo–. O patinó o puso la cabeza en el lazo y obviamente no pudo zafarse”, declaró al canal de noticias FOX.

Al enterarse de lo ocurrido, el ex campeón mundial voló de Las Vegas a Phoenix para estar los últimos días al lado de su pequeña. “La familia Tyson desea extender su más sincera y profunda gratitud a todos aquellos que oraron y nos respaldaron, y pedimos privacidad en este momento tan difícil”, dijo el boxeador a través de un comunicado de prensa antes de que su hija falleciera.

You May Like

EDIT POST