Album familiar
Andrés Martínez Tutek/NYC
June 29, 2010 AT 12:50 PM EDT

La sonrisa sofisticada y la voz mágica se han ido. Alberto Duque López, el crítico de cine más prestigioso de Colombia, murió este lunes a la edad de 66 años en su casa de Bogotá a consecuencia de un cáncer en el hígado que poco a poco fue apagando su vida.

La partida del “gordito bonachón” –como lo conocían sus amigos– ha provocado lágrimas en el corazón a aquellos que tuvieron el privilegio de compartir momentos maravillosos a su lado, pero que hoy se regocijan al recordar la fiereza de sus palabras y esa sensualidad única que tenía en sus relatos.

“Alberto era un hombre para quien el cine era tan importante como la vida”, declaró al diario colombiano El Tiempo el periodista y amigo Germán Santamaría. “Sus grandes pasiones fueron el cine negro, las novelas policiales, las de Hemingway, Capote y Norman Mailer. Era un banco tan grande de conocimiento sobre cine, literatura, comida, viajes, ciudades y personajes”.

Álvaro Garthner, escritor del diario El País, de Cali, tampoco puede ocultar el dolor que le produce el deceso de su amigo, a quien también apodaban el Tigre, y sabe que el vacío se sentirá en varios escenarios.

“No se perdió a un crítico de cine, sino a un especialista de la critica literaria y musical. Duque fue el primer comentarista de cine en Colombia y se codeó con los grandes, fue amigo personal de Danny Devito y uno de los pocos que logró equilibrar el cine con el periodismo”.

Y aunque el crítico era abogado de profesión, nunca ejerció y desde muy joven se dejó seducir por el periodismo. Tuvo varios programas radiales, fue director de Radio Santa Fé, dirigió un par de cortometrajes, ganó varios premios de literatura y embrujó a aquellos estudiantes que como en los cuentos de hadas veían en su maestro a ese abuelo al que nunca se le acababan las historias para contar.

Pero la muerte del escritor no fue sorpresa para nadie y su hija, Olga Duque, así lo confirmó. “Sabíamos que este era el desenlace de la enfermedad de él, pero estamos muy tristes. Él era muy conciente del amor que todos sus hijos, su esposa y amigos y periodistas le tenían”.

You May Like

EDIT POST