Media Connection / Luis Luyando
Huáscar Robles
May 07, 2012 AT 09:48 PM EDT

Dejó todo para mudarse a Miami: una vida entera en Venezuela y una carrera de 15 años en televisión. Fue una decisión muy acertada pues desde que Mónica Pasqualotto pisó suelo estadounidense no ha cesado de trabajar. Es la bella Mireya Sanz en Una maid de Manhattan (Telemundo) y además ya comenzó una compañía de producción. Como si fuera poco, Pasqualotto es parte de Las mujeres son de Venus y los hombres son de madre, una obra de comedia “stand up”, en la cual hace reír hablando de, entre varias cosas, sus experiencias íntimas.

¿Cómo describes el momento en que tu personaje se encuentra en estos momentos?

Bueno, para mí ha sido un viaje muy interesante porque, de una participación especial, que comenzó a principio, el personaje ha agarrado cada vez más cuerpo y ahora es que vine la parte buena. En estos últimos capítulos la historia tiene una vuelta que, para mí como actriz, ha sido interesante.

¿Cómo ha evolucionado su relación con los otros personajes?

Imagínate que llegó Shalim [Ortiz], que es Frank, y es mi hermano en la novela y su hija, mi sobrina. Eso ha hecho que mi personaje [Mireya] tenga familia. Ahora formarnos parte de ese grupito de Queens.

Frank, el personaje de Ortiz, vendrá a interponerse entre [los protagonistas] Marisa y Cristóbal. Sin embargo, no es una persona antagónica, sino muy querido. ¿Cómo crees que la audiencia racionará a esta situación?

Será interesante porque se van a empezar a dar situaciones que harán que Frank se acerque a la familia de Marisa, sobre todo por lo que estamos pasando ahora, por la enfermedad de Lalo y por todo el proceso de la operación… Eso hará que mi familia y la familia de Marisa se acerquen y, cuando empiecen a compartir, se darán cosas bonitas [entre Frank y Marisa] y se le va a poner complicado a Cristóbal.

Ya tenías una carrera establecida en Venezuela y lo dejaste para comenzar una en Estados Unidos. ¿Cómo te sentiste?

Fíjate que estoy sumamente agradecida porque, cuando una toma decisiones tan contundentes y trascendentales como lo que tomé hace dos años de dejar una carrera de 15 años como conductora y actriz en mi país y probar suerte en otro mercado, es arriesgado. Es volver a empezar de cero e incluso aprender a hablar de una manera diferente, porque hablas de una manera diferente en las telenovelas aquí. Estoy sumamente agradecida por la experiencia y por la vida.

Junto con mi esposo, que es director de cine, comenzamos una compañía productora y establecimos un enlace en Los Ángeles.

Pero tú no pierdes tiempo.

No. Nunca es tarde. Basta que tengas nuevos sueños, nuevas metas y todo es posible. [También] empecé el “stand up comedy” los días jueves y cuando empezamos no existía la movida del “stand up comedy” en español en Miami y recuerdo las primeras veces teníamos seis personas en la sala. Hoy en día la sala está llena todos los jueves.

Pero cuéntame de los chistes.

Pues fíjate que al contar de mis experiencias sexuales hago reír a la gente. [Hablo de] todas las cosas que me pasan. Por lo menos la primera [vez] que empecé dije: “Dios mío”. Yo tenía más suerte con los hombres, y siempre tenía hombres metrosexuales y contaba los cuentos que me pasaban con estos tipos que se combinaban hasta los condones con las sabanas,  y todo este tipo de cosas que empecé escribir.

 

 

 

 

You May Like

EDIT POST