Cortesía Double XXposure/ Angelo Ellerbee
Vicglamar Torres/NYC
May 16, 2011 AT 05:00 PM EDT

Correo hace de todo por sobrevivir. Barre, lleva las cartas, limpia el baño, todo. Su estadía en este país no está respaldada por documentos legales, sino por muchas ganas de salir hacia adelante y de tener una mejor calidad de vida. Correo nació en Moca, República Dominicana, pero bien pudiera haberlo hecho en Sinaloa, Pereira o Lima, porque Correo narra la historia de millones de inmigrantes que vienen a Estados Unidos a sudar grueso su sustento y el de su familia. Correo es Modesto Lacén, talentoso actor puertorriqueño quien le da vida a éste bien logrado personaje, que ha venido recibiendo el aplauso del público en la pieza teatral La Barbería, que se presenta en el teatro New Stages World, de Manhattan.

“A Correo lo veo en las calles de esta ciudad a cada momento y me conmueve, porque Correo no nada más vive en Nueva York, vive en todo el país y, vive en el mundo entero. Lo vemos en España e Italia con la inmigración africana. Lo vemos en Francia. En todos los países desarrollados existen inmigrantes como Correo, que llegan con la ilusión de darle una mejor vida a los suyos”, comenta el histrión experimentado tanto en cine, teatro y televisión. “Cuando veo a Correo, veo a mis abuelos y su lucha constante para que sus hijos salieran del campo y se educaran. Mis abuelitos jamás se hubieran imaginado que un nieto de ellos podría estudiar en la universidad o trabajar en Nueva York o en Hollywood ¡Imagínate a éste negrito de Loaiza como actor! Así que a la hora de interpretar a Correo, agradecí la manera como ellos se manifestaron en mí”.

Cuando le ofrecieron el personaje y leyó el guión quedó encantado, pero arrancó con un trabajo de investigación que inclusive lo llevó al pueblo de Moca – donde supuestamente nació Correo –. “Estaba en Puerto Rico y me pareció importante contextualizar el personaje. Ir hasta allá, ver a la gente. Fue enriquecedor”, dice el histrión para quien uno de los valores de La Barbería es que “se trata de una pieza muy fresca, pero que a la vez retrata muy bien la historia del inmigrante tanto del legal como del indocumentado. Habla de los latinos de segunda generación, de quienes pasan más de cuarenta años en otro país soñando con regresar al suyo, aunque en el fondo saben que no volverán. Es decir, es una pieza que habla de una realidad que nos circunda, pero en clave de humor. Así caen mejor”, comenta el actor.

“Y una de las cosas maravillosas que tiene el humor es que perdona. Lo que quiero decir es que cuando dices las cosas más duras con humor, en líneas generales logras un efecto positivo. Por eso es que en nuestros países se hace mucho humor y sátira sobre los políticos. Aunque algunos poderosos que no son muy inteligentes no lo entienden”, comenta entre risas el histrión, quien tiene la responsabilidad de abrir y cerrar el espectáculo. “Es cosa seria, porque además yo no soy comediante. Hago comedia, cuando me toca, pero se me da de forma más natural el drama”.

Además de la pieza teatral, Lacén sigue trabajando en otros proyectos como la película independiente No me visites y la serie de televisión El Don.

Échale una miradita a La Barbería “El Malo”

http:/www.youtube.com/embed/6TsckZzZdRw

You May Like

EDIT POST