Cortesía Joshua Degel
Vicglamar Torres/NYC
February 16, 2011 AT 06:00 PM EST

Aunque ella sabía que quería ser cantante, sus padres no lo veían con buenos ojos. Querían para Mirella una profesión que le brindara estabilidad. Así, que la hicieron empacar maletas y volar desde su natal Ecuador, hasta Miami, donde se suponía que los estudios universitarios la convertirían en una arquitecta con futuro. “Cuando llamaba a mi casa podía hablar de todo, menos de música”, comenta la cantautora ecuatoriana cuyo disco Déjate llevar, la hizo merecedora del Premio como la Mejor Artista de Ecuador y la ha dado a conocer en algunos países suramericanos.

Pero las escuadras y los planos no eran para ella. Se dedicó a la música, aunque al principio no lograba encontrar en qué género quería desarrollarse. “Estando lejos me pegó duro la nostalgia. Empecé a trabajar con grupos locales que hacían música folclórica ecuatoriana”, comenta la cantautora. Aunque, también le encantaban el pop y las baladas.

Poco a poco fue descubriendo, de la mano del productor Rudy Pérez que podía fusionar sus raíces andinas con el pop que tanto le gustaba y así nació el “andipop”, género del que se considera pionera.

“Cuando regresé al Ecuador y empezamos a tocar puertas en las radiodifusoras, nos encontrabámos con que algunos programadores y locutores nos decían que éramos demasiado folclóricos y otros demasiado pop. Nadie nos quería tocar. Pero, poco a poco fuimos ganando espacio”.

Sin embargo, con el tema “Manatial de caricias”, abrió las puertas que necesitaba para exponer su talento o mejor dicho su concepto musical. “Antes de lanzar formalmente mi carrera, decidí que mi propuesta tenía que ser integral. Mi música y mi imagen van de la mano. Hasta en mi vestuario se nota la fusión. Mezclo en mi ropa elementos folclóricos. Lo ves en mis pulseras, cinturones, en todo. Siempre quise que mi música fuese como yo: transparente. He tratado de que mi propuesta sea honesta”, dice la joven de 26 años, quien además trabaja de forma independiente.

“No tener el respaldo de una gran disquera tiene sus ventajas y sus desventajas. Todo el trabajo es tu responsabilidad, desde los pequeños detalles hasta las responsabilidades más grandes. Por otro lado, sabes que tú eres tu propio producto y que tu equipo de trabajo depende de ti”, comenta seriamente.

Pero esa independencia también le da un alto grado de libertad creativa y mucha ferza para seguir trabajando en la internacionalización de su carrera. “Quiero que mi música viaje alrededor del mundo. Sé que podemos hacerlo. Hace años, cuando Carlos Vives empezó quién podía imaginarse que en Europa se bailaría cumbia. Creo que los ritmos latinos cada vez tienen mayor exposición y, aunque ha sido un camino muy largo, lograremos imponernos cada vez más y estoy trabajando duro para contribuir a dar a conocer nuestras raíces, de las cuales me siento sumamente orgullosa.”

http:/www.youtube.com/embed/zfP5t_jbVUs

You May Like

EDIT POST