GETTY IMAGES
People Staff
December 26, 2007 AT 10:00 AM EST

Después de filmar en Nueva Zelanda la próxima película del director James Cameron, titulada Avatar, el pasado domingo, Michelle Rodríguez ingresó al Century Regional Detention Facility de Los Ángeles, CA, para cumplir una condena de 180 días en prisión por haber violado la probatoria en un caso judicial por abandonar la escena de un accidente tras conducir bajo la influencia del alcohol; así lo informó la agencia de noticias AFP.

El pasado mes de octubre, el juez de la Corte Superior de dicha ciudad, Daviann L. Mitchell, ordenó a la actriz de 29 años cumplir su sentencia completa, sin derecho a prisión domiciliaria, salir antes de lo previsto o más trabajo comunitario en lugar de prisión. Entonces, la entidad informó por medio de un comunicado que la actriz de ascendencia boricua y dominicana había “violado su probatoria al no poder proveer pruebas de que completó su servicio comunitario y por haber consumido alcohol en tres ocasiones mientras llevaba el monitor de alcohol”.

La actriz de The Fast and The Furious se ha visto envuelta en problemas con la ley desde junio de 2004 cuando pasó dos días en prisión debido a dos casos distintos por conducir bajo la influencia del alcohol y con una licencia suspendida en Hollywood, en el 2003. Rodríguez fue ordenada a treinta días de servicio comunitario y fue puesta en probatoria por tres años. Pero la norma fue violada en diciembre de 2005 cuando fue detenida y multada por exceso de velocidad y manejar bajo el efecto del alcohol, en Oahu, Hawai. En mayo de 2006, tuvo que cumplir cuatro horas y 20 minutos de una sentencia de dos meses en la cárcel de Lynwood, CA, por esta violación.

You May Like

EDIT POST