Getty Images
March 17, 2011 AT 11:00 AM EDT

La mamá de quien fuera su mejor amigo durante su adolescencia, le vio el talento que ni él mismo sabía que tenía. “Cada vez que me veía, me decía: ‘Tienes que jurarme que serás actor, tienes que ir a un casting‘. Por no dejar, me enteré de unas audiciones en Chicago y me presenté”, recuerda Michael Peña, uno de los rostros latinos que más se ha asomado a la pantalla grande en los últimos años y quien interpreta a Jesús Martínez en la cinta The Lincoln Lawyer, protagonizada por Matthew McConaughey .

El personaje de Peña es crucial en esta cinta– que hoy llega a las salas del país–, relata la historia de un abogado californiano, quien se ve envuelto por las artimañas de un sicópata que es a la vez su nuevo cliente, tal y como lo fue Jesús Martínez en el pasado. Martínez es un personaje complejo, quien fue juzgado y encarcelado y, cuya inocencia o culpabilidad es una decisión que el actor de 35 años, prefiere dejar a juicio del público.

“No quiero decir lo que pienso del crimen por el cual fue a parar a la cárcel Jesús. Prefiero que vean la película y así aumenta la taquilla”, bromeó con PeopleEnEspanol.com el histrión, quien lo que sí confiesa abiertamente es su predilección por los personajes de carne y hueso. “Me interesan mucho los personajes a los que se les nota el lado humano. Me encantan los personajes que no son ni buenos ni malos, poque así es la gente en la vida real. Todo el mundo tiene su lado oscuro. Aunque hay algunos a quienes se les va la mano”.

“Me gustan los retos actorales, así después quede tan cansado que necesite un tequila”, continúa Peña, quien asegura que cuando interpretó a Daniel en la ganadora al Oscar Crash, entendió que ese tipo de personajes es el que desea hacer. “Sí, creo que para mí fue como una revelación y me encantaría que hubiesen más trabajos como ése en mi carrera. Aunque no me quejo de nada de lo que ha pasado. Siento que he sido bendecido y privilegiado con todo lo que me ha tocado vivir”.

Como todo actor latino, Peña también tuvo que luchar contra los estereotipos. “Las cosas han cambiado con los años. Sin ir muy lejos en The Lincoln Lawyer hay 4 latinos en papeles grandes. Creo que hoy en día todos los directores quieren a algún latino en su casting. La mezcla racial de nuestra sociedad es algo que no excluye a la industria del cine. Como latinos, como actores latinos tenemos la responsabilidad de ganar cada vez más respeto para nuestra gente”, asegura. Sin embargo, reconoce que en el pasado era más difícil acceder a un buen papel. “Antes si se sentía como cierta desventaja por el hecho de ser latino. Cuando estaba empezando mi carrera, solamente audicionaba para los papeles de cholo número uno ó número dos. Pero lo mismo pasaba si eras güero [rubio] y latino, era muy difícil que te creyeran que eras hispano y entonces no te daban ningún papel, ni el de cholo ni el de güero”.

You May Like