Mezcal entertainment
People Staff
May 03, 2006 AT 02:00 PM EDT

En una emotiva ceremonia, que incluyó la presencia de mariachis y cerca de mil de sus seguidores, la familia de Rocío Dúrcal depositó el martes parte de las cenizas de la cantante en mitad del atrio de la Basílica de Guadalupe, en Ciudad de México.

“Mi mamá quería volver a México y se quedó con esa espinita. Ella se quería quedar aquí, así que les dejamos un pedacito de ella para que la cuiden y le traigan flores. Muchas gracias por acompañarnos”, señaló Carmen Morales, una de las hijas de la artista española. Las demostraciones de cariño del público no se hicieron esperar y el canto de los mariachis, que interpretaron temas como “México lindo” y Tu abandono”, emocionaron a Antonio Morales, el viudo de Dúrcal, y sus tres hijos hasta las lágrimas.

“Estoy encantado del recibimiento que nos habéis dado, y ese cariño que mi madre ha arrastrado y que vosotros han demostrado de vuelta. Las demostraciones de cariño del pueblo mexicano han sido siempre amplias”, señaló Antonio hijo, quien explicó que su madre siempre fue muy devota de la Virgen de Guadalupe.

Uno de los ausentes de la velada fue Juan Gabriel. Consultado de si el Divo de Juárez había sido invitado, el viudo de Dúrcal comentó: “No hace falta invitación, a un entierro no hace falta invitación”. Por su parte, el hijo de la Más Mexicana de las Españolas señaló que aunque Juanga no los ha llamado por teléfono está seguro de que siente mucho la muerte de su madre. “Juan Gabriel siempre se portó muy bien con mi madre, con mi familia, conmigo y es un caballero”, afirmó.

You May Like

EDIT POST