Getty Images
mprieto
September 07, 2014 AT 01:54 PM EDT

Una muy afligida Melissa Rivers se despidió entre lágrimas de su madre Joan Rivers, quien murió el 4 de septiembre a los 81 años, mientras el ataúd que lleva a la comediante era introducido en un coche fúnebre este sábado en la ciudad de Nueva York.

El cuerpo de la comediante iba a ser llevado a un crematorio para la preparación del funeral que se llevará a cabo en el templo Emanu-El, en Nueva York.

FOTOS: Tributo a Joan Rivers

Con gafas oscuras, la única hija de Joan Rivers, Melissa, de 46 años, se encontraba con su hijo Cooper, 13, fuera de la Funeraria Frank E. Campbell en el Upper East Side de Manhattan, inclinándose para tocar el ataúd por última vez.

El ataúd de caoba, de acuerdo con el Daily News de Nueva York, fue transportado en el coche fúnebre por seis portadores del féretro en trajes oscuros.

RELACIONADO: La alfombra roja está lista para el funeral de Joan Rivers en Nueva York

El servicio del domingo, programado para comenzar a las 11 de la mañana, será privado, a pesar de que la comediante quería que fuese un gran espectáculo. No se han revelado detalles sobre su entierro, pero The Insider con Yahoo informó que el cuerpo de Rivers será trasladado más tarde al cementerio Forest Lawn de Los Ángeles.

La publicista de la estrella de Fashion Police dijo a la Associated Press que en lugar de flores, los seguidores pueden hacer donaciones a las organizaciones God’s Love, We Deliver; Guide Dogs for the Blind; Our House

La oficina del médico forense de Nueva York dijo a PEOPLE que después de un examen del caso de Rivers, aún se desconoce la “causa y manera de muerte”, y que están “en espera de nuevos estudios.” La oficina continuará investigando y realizando pruebas antes de determinar la causa de muerte y la liberación de sus conclusiones.

Fotos: Famosos que han muerto en lo que va del 2014

El Departamento de Salud del estado de Nueva York también está investigando la clínica en la que Rivers fue tratada, Yorkville Endoscopy, en Manhattan. Como parte de su investigación, este departamento ha estado en las instalaciones de la clínica, entrevistando al personal y revisando los registros médicos.

No ha habido quejas o violaciones hasta la fecha en relación con la clínica, que se inauguró en 2013, según el Departamento de Salud.

Un portavoz de Yorkville Endoscopy se limitó a decir que, debido a las leyes de privacidad de la salud, no pueden revelar “toda la información acerca de los pacientes”, incluyendo Rivers, y agregó que “en caso de un incidente adverso, Yorkville Endoscopy informaría de inmediato a las correspondientes agencias gubernamentales y regulatorias, y proactivamente cooperarían con cualquier revisión gubernamental”.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST