Getty Images
People Staff
November 16, 2010 AT 12:00 PM EST

El actor y director estadounidense Mel Gibson admitió que abofeteó a su exnovia, Oksana Grigorieva, pero que su acción estuvo justificada porque según el laureado actor, en el momento en que lo hizo, ella estaba en “un estado de total histeria”, por lo que podría “haber lastimado” a Lucía, la bebita de ambos.

Según publicó People.com, el protagonista de Braveheart eso declaró ante un tribunal de Los Ángeles, en el que se sigue contra él una investigación por violencia doméstica.

Al parecer, según reporta el documento legal, el actor y su pareja discutían frecuentemente, hasta que el pasado 6 de enero ocurrió la fuerte pelea que desencadenó el enfrentamiento legal entre ambos.

Presuntamente, el veterano actor le gritó a la cantante rusa: “Deja de llorar idiota retrasada”, frase que enfureció a la mujer quien según Gibson, echó a correr con la niña en brazos por el patio de la casa. Para el actor esto implicaba un gran peligro para la pequeña porque hay árboles espinosos que podrían hacerle daño a la bebita.

Después de la persecución en el patio, Grigorieva regresó corriendo a la casa. Entró a la habitación de su hijo mayor y comenzó a sacudir con fuerza a la niña.

“Le di una bofetada a Oksana solo una vez y con la mano abierta, en un intento de hacerla volver a la realidad. No le pegué fuerte”, dijo el actor a las autoridades. “Solo quería darle un shock para que dejara de gritar y agitar a Lucia”.

Hasta ahora, el también productor había negado en reiteradas ocasiones las acusaciones de su expareja, quien incluso ha dicho que él le dio un puñetazo en la cabeza y otro en la boca, rompiéndole dos dientes.

You May Like

EDIT POST