Getty Images
People Staff
August 25, 2009 AT 12:00 PM EDT

Los problemas para Conrad Murray, el médico del fallecido Michael Jackson, parecer complicarse cada vez más, pues luego de que la oficina del juez que sigue el caso reportara que la muerte del cantante fue un homicidio, ahora la policía de Los Ángeles acusa al doctor de haber sido negligente al momento de pedir ayuda a la línea de emergencia 911.

Según la policía angelina, el pasado 25 de junio, Murray tardó 82 minutos en pedir ayuda luego de notar que el Rey del Pop, de 50 años había dejado de respirar.

Esa conducta, al igual que otros comportamientos denominados “sospechosos”, aparece en el reporte que levantó la policía en el caso de homicidio no premeditado que investigan las autoridades.

A pesar de ello, la policía todavía investiga si la muerte de Jackson fue producto del actuar del doctor, quien le suministró varias dosis del anestésico Propofol, o si fue resultado del “tratamiento negligente de varios doctores” con el paso del tiempo.

Otra de las conductas señaladas por las autoridades en el informe es que a pesar de que Murray aseguró que constantemente monitoreaba al cantante de “Thriller” y que reconoció que el día de la muerte le suministró una dosis de Propofol, lo dejó solo sin supervisión.

Aunque el médico se ha defendido asegurando que sólo abandonó a Jackson dos minutos para ir al baño y al regresar notó que ya no respiraba, los récords de su teléfono celular muestran que, en el tiempo en que ocurrían los hechos, habló 47 minutos en tres llamadas separadas, lo que hace pensar que lo descuidó o que las hizo luego de ver que el cantante ya no respiraba.

SI TIENES CUENTA DE FACEBOOK DANOS TÚ OPINIÓN SOBRE LA NOTA AL FINAL DEL ARTÍCULO

You May Like

EDIT POST