The Grosby Group
People Staff
June 26, 2009 AT 01:00 PM EDT

Varios miembros de la familia de Michael Jackson mostraron consternación porque la dependencia del cantante a los fármacos se convirtiera en una amenaza a su vida. Es por ello que en 2006 decidieron intervenir en Las Vegas para evitar un desastre.

“La familia cree que es adicto a los medicamentos”, dijo alguien cercano a los Jackson a People.com. “Hubo una intervención en Las Vegas. Janet estaba al teléfono, Randy, Jackie y Rebbie estaban allí”, dijo la fuente, refiriéndose a algunos de los ocho hermanos de Jackson.

“Michael se enfadó mucho. Dijo que él no era adicto a nada. Pero no le creyeron”.

Jackson sufrió un paro cardiaco en su casa rentada de Los Ángeles ayer jueves y falleció a las 2:26 de la tarde, hora Pacífico. Su autopsia se está llevando a cabo en estos momentos, pero algunas de las pruebas, incluyendo el reporte de toxicología podrían tardar días, incluso semanas en ser completadas.

Durante la intervención en Las Vegas, otra fuente cercana a la familia culpó al asesor de Jackson de proveerle este tipo de medicamentos obtenidos de recetas de múltiples doctores.

“El asesor tiene contactos dondequiera que estén”, dijo la fuente. Además de consumir alcohol, Jackson toma “Morfina, Demero y Oxicontin. También toma Valium y Xanax”, afirmó la fuente.

“Michael es clínicamente adicto pero funciona bien en su vida, y eso es lo más peligroso”, añadió. Tras la muerte de Jackson ayer, el abogado de la familia, Brian Oxman, quien se mantuvo al lado de los Jackson en el hospital, citó la posibilidad de que el abuso de medicamentos haya sido determinante en la vida del cantante. “Si piensas que el caso de Anna Nicole fue un abuso, no hay nada en comparación con lo que hemos visto en la vida de Michael Jackson”, aseguró Oxman a CNN.

SI TIENES CUENTA DE FACEBOOK COMENTA ESTA NOTA AL FINAL DEL ARTÍCULO

You May Like

EDIT POST