Cortesía Azteca América
Yolaine Díaz
May 23, 2014 AT 05:46 PM EDT

El actor Mauricio Islas nos abre su corazón para contarnos los detalles de su personaje en la novela Destino, la nueva producción de Azteca América que se estrena el próximo lunes. El mexicano cuenta todo lo que ha aprendido en sus 20 años de carrera, habla de su familia y de algunas cositas que nunca ha compartido con sus fanáticos.

Mauricio, háblanos de tu personaje en este nuevo melodrama.
Es una novela con un triángulo amoroso muy interesante, intenso, de mucha pasión. Hay mucho odio, mucha venganza. Soy un abogado. En situaciones de abogado, gracias a Dios hemos estado muy bien informados, hemos estado involucrados en varios asuntos (risas), tenemos ahí un background. Es un personaje superético, superesponsable que, inclusive, no se deja comprar y eso le causa un problema serio en la historia. Va a estar envuelto en un sin fin de cosas porque mucha gente le quiere truncar los asuntos. Realmente es una historia bien.

Ya cumpliste 20 años de carrera, ¿qué ha sido lo más satisfactorio de esa trayectoria?
Creo que ya voy por la veinticincoava novela. He aprendido muchas cosas. Estoy muy agradecido con Dios y con la vida de poder estar en una profesión que amo porque poca gente puede estar trabajando en lo que le gusta. Tengo, gracias a Dios, la oportunidad de trabajar en lo que más amo. Yo creo muchísimo en las novelas. Las telenovelas me han dado muchísimas cosas, las amo, las respeto y las defiendo. La televisión ha cambiado muchísimo de 20 años para acá. Tantas cosas que se han estado moviendo y yo he tratado de moverme alrededor de eso. Son 20 años que he tenido la oportunidad de estar en grandes proyectos, en proyectos importantes a nivel mundial.

Sabemos que aparte de la actuación también eres empresario ¿Cómo van tus negocios?
Tengo una productora que se llama Trend Inc. Estoy ahora produciendo la primera obra de teatro aquí en México. Estoy asociado con Bruno Marioni, que es un exjugador de fútbol. Pues tratando de ir creciendo no. También produje hace año una película, que espero pueda ver la luz lo más pronto posible, que se llama El entrenador, donde tengo a Adriana Barraza, Saúl Lisazo, Mauricio Ochmann, Irán Castillo, Jacqueline Bracamontes y también salgo yo. En la empresa también hacemos campañas, manejamos cuentas. Es parte de mi idea de ir evolucionando y de ir aprendiendo de las nuevas generaciones. Estoy aprendiendo un poco de todo, pero también estoy haciendo lo que me gusta. También acabo de abrir una cantina en Playa de Carmen y la taquería [del D.F.] está cerrada ahora porque la voy a abrir en un lugar más grande.

¿Con tanto trabajo, cómo haces un balance para poder disfrutar de tu familia?
En el fin de semana que tengo a mi hija [Camila] me acompaña a los llamados, a los ensayos. Mi chaparrito [Emiliano] los domingos estoy con él. La calidad de tiempo es bien importante. Así como hay tiempos de mucha chamba, cuando no hay chamba estoy metido en mi casa con mis hijos, con mi mujer, viajamos, salimos, vamos al cine, convivimos juntos.

Por favor, comparte con nosotros algo que la gente no sepa de ti.
Tengo tres sudaderas que están todas [rotas] y con cosas, me encanta dormir con ellas. Tengo mucho tiempo con ellas. Me las pongo para dormir y digo: ‘Ahora sí voy a descansar’. [También] jugué fútbol americano por 8 años. Era algo que me encantaba y lo tuve que dejar por una infección en los ojos. Fue algo que me dolió mucho. Jugaba muy bien”.

 

 

 

 

 

You May Like

EDIT POST