People Staff
February 02, 2005 AT 10:00 AM EST

No crean los rumores. Mauricio Islas no tiene problemas de dinero ni maritales. El actor mexicano afirmó en el programa Rocío (Telemundo) que no piensa divorciarse de su esposa, Patricia Villasana, y anunció un nuevo proyecto laboral que lo tendrá como protagonista de una telenovela en México. “Ni bancarrota ni divorcio”, afirmó el actor, quien sí reconoció que su vida familiar sufrió un golpe tras la acusación de que había mantenido relaciones sexuales con Génesis Rodríguez.
El regreso a la pantalla del actor –que salió abruptamente de la novela Prisionera después que estallara el escándalo– será con Los plateados, una coproducción entre Telemundo y Argos ambientada a principios del siglo XX. “Es un buen melodrama. Tendrá mucha pasión y mucho amor”, afirmó Islas.
Este nuevo proyecto televisivo sería el responsable de la especulación de un supuesto divorcio y de problemas financieros que lo tendrían al borde de la bancarrota, comentó. Vamos por partes. El rumor de la supuesta quiebra se debió a que Islas puso en venta su casa, pero la verdadera razón de la mudanza es que su esposa quería vivir en un lugar más pequeño.
¿Y el divorcio? El actor explicó que ante la oferta de trabajo en Los plateados, que se grabará en México, él y su esposa analizaron la posibilidad de instalarse allá junto a su hija, pero finalmente decidieron que ambas se queden en Miami para que la pequeña Camila vaya a la escuela.

You May Like

EDIT POST