Telemundo
People Staff
June 30, 2006 AT 04:50 PM EDT

El divorcio de Mauricio Islas y su esposa, la venezolana Patricia Villasana, comienza a ponerse espinoso. La pareja se reunió este martes en un juzgado familiar de Ciudad de México para tratar de subsanar diferencias, que según el abogado de Islas, David Cohen, todavía no han sido superadas.

“Patricia quiere, por consejo de sus abogados, que él le garantice con una hipoteca que en un año y medio va a poder comprarle [un] apartamento”, dijo el defensor al diario mexicano Reforma. “Como Mauricio no puede, porque no tiene un inmueble para garantizarlo, no nos hemos podido arreglar”.

Al parecer, Villasana pide que se le otorgue un vehículo y el apartamento en mención. Además, ha contrademandado a Islas, argumentando que él no le ha otorgado la pensión mensual para mantener a la hija de ambos, Camila.

“Resulta que el martes [Villasana] sí confesó ante el juzgado que recibió el dinero”, dijo Cohen. “Incurrió en una falsedad de declaraciones, pero lógicamente Mauricio no hará nada al respecto. Lo último que quiere él es perjudicarla”, aseguró. Según el abogado del actor, él le entrega mensualmente entre 60,000 y 70,000 pesos mexicanos a su todavía esposa, alrededor de entre $5,250 y $6,150.

Finalmente, Cohen rechazó tajantemente los rumores de que Islas habría echado a su esposa e hija de su casa: “Es lo más absurdo que he escuchado en mi vida. Me consta cómo fue la historia, y fue Patricia la que abandonó el domicilio”. Y sentenció: “Patricia tendrá que probar que Mauricio la corrió. Cuando salga la sentencia [a favor de Islas], Mauricio [la] va a poder exhibir en los medios, ella va a tener que cerrar la boca y le va a tener que pedir perdón públicamente a él”.

You May Like

EDIT POST