Agencia México
People Staff
July 06, 2010 AT 11:50 AM EDT

Tras haber sido captada hace unos días por un fotógrafo mientras se besaba con otro hombre que no era su flamante esposo, Mariana Ochoa aseguró que está dispuesta a recuperar a su marido, Christian Ezkenazi. Y mientras todo el mundo la recrimina por su infidelidad, la cantante pidió perdón nacional.

“No me estoy escondiendo de nadie, por eso mandé un comunicado, pero bueno sólo voy a decir tres cosas. La primera, como dije, estoy manteniendo un diálogo privado con mi esposo”, declaró la ex integrante del grupo OV7 al programa mexicano de espectáculos NXClusiva. “Quiero aprovechar para aclarar y pedir perdón nacional, es lo que menos puedo hacer. Nuestras familias están muy preocupadas sobre todo a su familia que me ha tratado como mi familia, me han recibido en su casa con toda la educación, con todo el respeto”.

La también actriz aseguró que aunque no pretende restarle seriedad a lo que hizo, todo fue producto del exceso de alcohol, por lo que le hizo un llamado a la gente para que mire su caso y se mida con los tragos.

“Quiero aceptar que sí tomé, tristemente tomé, además y cuando uno llega a un extremo, el alcohol es muy cruel y te hace perder la conciencia. Hay muchos ejemplos que no quiero mencionar en específico; estoy afrontado las consecuencias”.

Ochoa, quien se había casado con su esposo apenas hace un mes, comentó también que está muy dolida con su hermano, pues mientras ella afronta este problema, él ha salido en varios medios asegurando que Ezkenazi es un mantenido.

“Me duelen muchísimo las declaraciones de mi hermano. Simplemente no tiene derecho de meterse en mi vida, mucho menos en la de mi esposo. En un año y siete mese que llevo con mi marido nunca ha convivido con nosotros, no sabe a qué hora se levanta, no sabe a qué hora se duerme. Yo no sé de dónde venga el coraje de mi hermano Octavio”.

You May Like

EDIT POST