Cortesía de Crossover Agency
People Staff
June 15, 2010 AT 07:00 AM EDT

Luego del presunto incidente de violencia doméstica que el mes pasado protagonizaron María Celeste Arrarás y su novio, Raúl Quintanilla, la comunicadora aseguró que haber llamado al 911 para denunciar que su pareja quería matarla fue demasiado.

“Tras la divulgación de las llamadas al 911 que se efectuaron durante el incidente ocurrido en la madrugada del pasado 28 de mayo, deseo confirmar que son un claro reflejo de cómo me sentía en ese momento”, declaró la periodista de 50 años. “En la actualidad, entiendo que posiblemente me precipité al pronunciar la frase ‘está intentando matarme’, pues no soy quien para juzgar la verdadera intención de ninguna persona, por más asustada que me haya sentido”.

Y aunque en el reporte policial de lo sucedido se aseguró que la conductora del programa de televisión Al rojo vivo con María Celeste (Telemundo) recibió varios golpes por parte de su novio, ésta nuevamente lo desmintió.

“En el informe policial habían detalles imprecisos. Me refiero específicamente a la frase que decía que la presunta víctima recibió repetidos golpes. Eso es incorrecto. Por lo demás, la agresión descrita en el informe policial es congruente con lo sucedido”.

Con su comunicado la periodista desea que su presunta verdad se haga válida, pues aunque no le resta seriedad a lo que ocurrió considera que se han dicho cosas que no son ciertas y quiere aclararlas.

“Al aclarar éstos detalles solo pretendo ser justa y evitar que los hechos se exageren. En ningún momento estoy tratando de minimizar la seriedad de lo sucedido”, concluyó.

You May Like