Huáscar Robles
October 13, 2011 AT 08:34 PM EDT

Marco de Paula es un hombre decidido. Ha enfilado sus cañones y ha apuntado hacia Hollywood, pero antes, ha de navegar por el mundo de las telenovelas. Habla con acento andaluz que, junto a su sonrisa maquiavélica, ha de derretir a sus fanáticas de Iberoamérica. El actor, a quien llaman el Pierce Brosnan español, consolida su rol de seductor en la novela Esperanza del corazón (Televisa) como el Dr. Leonardo Olivares, un psiquiatra que balancea una relación con Ángela Landa de Duprís (Bianca Marroquín) y con su madre, Lucrecia Dávila viuda de Duprís, interpretada por Lucía Méndez.

¿En qué etapa esta tu personaje el Dr. Leonardo Olivares en la novela Esperanza del corazón?
Ahora mismo lo que se está viendo es que mi personaje está un poco confuso. Por un lado, estoy con la hija de Lucrecia Duprís, (Ángela), estoy coqueteando con ella y yo soy su psiquiatra, pero a la vez estoy con la madre la dueña de la empresa, Lucrecia Duprís que es personaje que hace Lucía Méndez. Realmente mis objetivos en ese momento no están nada claros, porque estoy en las dos bandas. Mi personaje es un psiquiatra, es muy manipulador y tiene mucho encanto.

He leído que es uno de los roles que te gusta interpretar, no el villano, pero el seductor con intenciones maquiavélicas.
A mí lo que me gusta es jugar y todo lo que plantea un reto diferente porque te abre los ojos a ver el mundo de forma diferentes; todo eso me gusta. El último personaje que he hecho en España era un personaje traumatizado que le han pegado. [Lo que ocurre es] que realmente terminas encontrado puntos tuyos de debilidad que tienes ahí escondido, es una terapia para mí la interpretación.

El personaje de villano también termina por partes oscuras que todos tenemos en el alma y ahí las sacas y te desahogas.

¿Cómo haces para acostúmbrate a actuar con otro acento, a no ser que tu personaje sea español?
He tenido la suerte que me han dado un poco de ayuda ahí. Menos mal porque si no estaría… lo pasaría muy mal. [El personaje de Leonardo Olivares] es español; si los ves, estoy intentando suavizar un poquito [el acento]. Además yo soy español, pero soy andaluz de la parte del sur, que si hablo como hablamos los andaluces, no nos van a entender aquí en México.

Te comparan con Pierce Brosnan. ¿No te agobia la comparación? 
Me divierte pues es uno de los galanes de Hollywood. Pero son mercados diferentes y yo tengo mi propia firma.

¿Le tienes es ojo echado a Hollywood?
Sí, por supuesto está dentro mis metas y mis sueños y, como siempre los he perseguido, seguro que más pronto que tarde lo voy a intentar.

Cuéntame, ¿cómo ha sido trabajar con Lucía Méndez?
Ha sido para mí un descubrimiento. Ella es un animal de la televisión y tiene muchísimos tricks, muchas cosas: la forma de trabajar y la técnica que tiene. Sobre todo yo baso mucho la relación con el compañero en que haya química fuera de cámara. Realmente hablamos el mismo lenguaje. Fuera de escena nos divertimos mucho y eso al final se proyecta [en la novela].

¿Qué va a pasar con tu personaje?
Siendo un personaje fuerte como es, al final va a encontrar su tendón de Aquiles. Entonces va a sufrir.

Si el personaje de Lucía Méndez fuese retirado por problemas de salud, ¿qué crees que le pasaría a tu personaje?
Bueno yo sé que Lucía se está recuperando; hablé con ella. Además que ella es una trabajadora y estará bien. En el caso hipotético, los guionistas son muy ingeniosos y sabrán sacarle partido a mi personaje por otro lado.
 

You May Like

EDIT POST