Cortesía Manny Zoom
Vicglamar Torres/NYC
February 04, 2011 AT 04:00 PM EST

Cualquiera que haya entrado a una barbería de latinos en la ciudad de Nueva York, sabe que parece cualquier cosa menos un lugar donde cortarse el cabello. Son sitios coloridos y bulliciosos, que además sirven de noticiero: ahí se discuten desde las últimas decisiones gubernamentales hasta los chismes más calientes del barrio. Sin hablar de los análisis deportivos que apuestan a quién será el próximo campeón o por qué perdió tal o cual equipo. Ese ambiente típico de la barbería del barrio latino sube al escenario en Manhattan con la pieza teatral La barbería, protagonizada por Manny Pérez.

La obra, fue escrita por David Maldonado y Arí Maniel Cruz y se exhibe en el teatro New World Stages de la calle 50 en Manhattan. “Aunque no estamos formalmente en Broadway, estamos casi ahí”, bromea Waddys Jáquez, director de la obra, quien asegura que desde hace más o menos dos años se había estado cocinando este proyecto. “Cuando leí el libreto me gustó mucho, sobre todo porque vi reflejada a mi gente. La única observación que le hice fue que quería meterle música, porque nadie se imagina una barbería dominicana sin música”.

La barbería, según el director se podría definir como una comedia dramática “porque tiene de todo. Tiene mucho drama, aunque es narrado con el característico humor del caribeño, también es cómica y sentimental. Tiene un poco de todo. Otra cosa que me parece que hay que resaltar de esta obra es que de alguna manera refleja la fuerza que está adquiriendo la comunidad latina. Los latinos de esta generación hemos ganado terreno en todos los ámbitos de la sociedad. Ya no somos los que estamos limpiando las oficinas o trabajando en las fábricas, ahora somos los gerentes de las oficinas y de las fábricas. No lo estoy diciendo de forma despectiva, todo lo contrario. Si bien es cierto que todos los empleos engrandecen a las personas, pongo este ejemplo para ilustrar el avance social de nuestra comunidad y eso se refleja de alguna manera en esta pieza. Así como también se nota en el hecho de que una producción latina esté en una sala de teatro como ésta”, enfatizó el director. “Hace 10 años era imposible que una producción como la nuestra estuviera aquí. Hoy en día estamos demostrando que tenemos poder y que podemos hacer cosas de calidad.”

“Eso es verdad –agrega Manny Pérez–. Necesitamos más producciones como ésta. Que los productores se arriesguen y crean en el talento hispano y que el público apoye el esfuerzo que implica un montaje como éste. Para nosotros [los latinos] los espacios a nivel de actuación eran muy limitados”, comenta el actor, quien le da vida a Benny “El Mago”, dueño de la barbería “El Mago”, donde se desarrolla toda la acción. Benny, tiene su negocio en la planta baja de un edificio de Washington Heights y ha recibido una jugosa oferta comercial para vender la propiedad, donde además de la barbería hay diez apartamentos. A lo largo de la obra, el barbero debe tomar una decisión. ¿Qué es lo qué realmente quiere? ¿Abrirse hacia la modernidad es deshacerse de algo que significa para él y para otros su vida? Para dilucidar su dilema, además de algunos otros temas acompañan al personaje: su hermana Nurys, Sunilda Carabalo;Uncle Cheo, Mateo Gómez; Correo, Modesto Lacen;Bachatero Ruperto Vanderpool; Sandy “Papi Chulo”, Iván Camilo y Jeffrey Graciany Miranda.

“Una cosa que me encanta de esta obra es que toca un tema muy real. Yo vivo en Washington Heights y sé que ésta barbería está en cualquier esquina de nuestro vecindario. Lo que se habla allí, los problemas, las dudas y hasta los chistes son los mismos que escuchamos a diario entre los latinos que viven en Estados Unidos, donde la gente, tal y como sucede en la obra, vive sus dramas con mucho humor”, comentó el reconocido actor dominicano Manny Pérez.

De alguna manera los personajes reflejan los prototipos de personas que habitan en los vecindarios: Uncle Cheo, es el viejo que da consejos sin que se los pidan, pero que de alguna forma se convierte en la conciencia en voz alta de quienes pasan por “El Mago”. El Bachatero, interpretado magistralmente por Ruperto Vanderpool, es el cantante a punto a de “pegarla” en la industria de la música y Sandy, es el típico galancito, a quien el tiro le saldrá por la culata.

“Otro personaje importante aquí es el radio –apunta Manny– ¿en qué barbería el radio no es protagonista? Y la música en sí misma tiene un peso en la historia. Creo que La barbería nos retrata, dibuja nuestra comunidad en un alto porcentaje. Así que si alguien quiere conocer cómo somos y vivimos los latinos en este país, tiene que venir a vernos”.

You May Like

EDIT POST