UNIVERSAL PICTURES
Ernesto Sánchez y Ana Paula Ayanegui / NYC
July 17, 2008 AT 06:25 PM EDT

Elenco: Meryl Streep, Pierce Brosnan, Christine Baranski, Colin Firth, Julie Walters and Amanda Seyfried

Directora: Phyllida Lloyd

Guionista: Catherine Johnson

Clasificación: PG-13

Calificación: F

La última vez que recordamos habernos sorprendido tanto en una película que fue anunciada con bombo y platillo, con un gran elenco, y que terminó siendo una de las mayores dececpciones de Hollywood, fue con la comedia America’s Sweethearts, con Julia Roberts y Catherine-Zeta Jones.

Pero las cosas cambiaron este pasado sábado cuando fuimos a ver, con la mejor de la dispociones, la adaptación a la pantalla grande del musical formado con canciones de ABBA, Mamma Mia!.

Y sorpresivamente, el título de la película le hace honor a su nombre: ¡Madré Nuestra!, ahora sí que es de primer impacto. ¿Por dónde empezar a describir lo infinitamente mala que es? Por donde se vea, se trata del mayor desastre de Hollywood en años.Empezando por la fotografía: las imágenes lucen deslavadas, sin contraste, fuera de foco en muchas ocasiones… parece un proyecto de estudiante hecho en vídeo sin recursos.El guión, repleto de los clichés más terribles del cine, intenta por momentos ser una sátira, pero está tan pero tan armado, que la ejecución termina siendo una falta de respeto para el público.

Y ustedes pensarán, “pero bueno, se trata de un musical de ABBA con Meryl Streep, ¿qué demonios importa la fotografía y el guión?”. Cierto, uno siente que cuando la laureada actriz sale en pantalla, todo va a mejorar milagrosamente, y las canciones de ABBA nos pondrán la piel chinita.

Pero, desafortunadamente, lo que sucede es que la piel en lugar de erizarse, se cae a pedazos de oír los chillidos de Streep, y sobre todo, de ver su pésimo desarrollo actoral. Streep, por vez primera en su carrera, hunde a una película por completo con su falta de tacto, sutileza, y con una caracterización más caricaturesca que cualquier villana de telenovela de Thalía.

Colin Firth, Stellan Skarsgard, Julie Walters, y sobre todo, por encima de todo, Pierce Brosnan, cantan con una falta de ánimo y siguen unas coreografías completamente inexistentes (pareciera que filmaron las escenas una vez sin ensayar diciéndole a los actores que hicieran lo que se les viniera en gana), que la película lo deja a uno boquiabierto de lo pésima que es.

Este fin de semana seguramente tampoco habrá boletos para The Dark Knight, pero no por eso recurran a ver a Mamma Mia! Si por ahí escuchan que la película cumple su propósito de divertir sin pretensión alguna y que se trata de una sátira kitsch, no hagan caso… es simplemente una reverenda porquería.

Si quieren disfrutar las canciones de ABBA, compren sus discos, vean la obra de teatro o renten Muriel’s Wedding o Priscilla, Queen Of The Dessert, en donde el uso de las canciones del grupo sueco es mucho pero mucho más inteligente.

You May Like

EDIT POST