Twitter/Lupillo Rivera
Carolina Amézquita Pino
July 04, 2014 AT 03:12 PM EDT

Lupillo Rivera se ha propuesto una meta: contactar por correo electrónico o Facebook directamente al presidente Barak Obama para pedir que se involucre en la reforma migratoria.

“Voy a tratar de hacer lo mejor; voy a tratar de llevar esto hasta donde pueda. Estoy tratando de mandarle un correo, un Facebook, un tweet directo al señor Barack Obama y eso le pido al mundo entero. El prometió hacer la reforma y no ha cumplido. No me quiero llevar el éxito de hacer eso. Ese no es mi plan. El plan es que todos juntos digamos: ‘ya lo logramos, ya lo hicimos, todo el mundo”, dijo vía telefónica al programa Ventaneando de TV Azteca en México.

Hace unos días se dio a conocer la agresión sufrida por Lupillo Rivera en una manifestación en contra de los inmigrantes en California. Desde entonces, el cantante se ha convertido en un símbolo representativo de esta causa. 

“Nunca en mi vida pensé que esto creciera y fuera tan grande como se está haciendo. No me considero un líder, muchos menos me considero un político. No tengo los estudios para estar en esas posiciones. Simplemente soy un ser humano que veo injusticias, que veo cosas mal hechas y necesito abrir la boca y decir: ‘eso está mal, eso no se hace’. Jamás pensé que el público que tengo y toda la gente que me sigue fuera a apoyarme de esa manera. Simplemente soy una persona que opina mis sentimientos”.

RELACIONADO: Famosos a favor de la reforma migratoria (FOTOS)

El intérprete de “El Pelotero” relató como una casualidad del destino lo hizo se sumarse a esta campaña, donde sufrió en carne propia agresiones y fue víctima de racismo pese a ser un ciudadano americano que paga impuestos en Estados Unidos.

“He pasado por esa calle (donde se realizaba la manifestación) casualmente, porque es una calle donde no hay mucho tráfico, y decidí irme por esa calle. Voy viendo a los protestantes y me empiezan a agredir, me empiezan a decir: ‘Salte de nuestro país, perro mojado, lárgate’. Decidí ir a la casa, a hacer mis propios cartelones, fui por mi esposa y mis hijos, por mis músicos y éramos ocho personas en contra de 400 protestantes. Al llegar ahí empecé a protestar, me escupieron en la cara, me quitaron mi gorra, me rompieron mi cartelones. Ninguna televisora americana puso esa imagen donde me están escupiendo; eso me demuestra que todavía existe el racismo en Estados Unidos, porque si yo me hubiera defendido y le hubiera dado, como le debería de haber dado, sería el más malo del mundo en los canales americanos”, explicó.

El cantante advirtió que ha sufrido amenazas y ha vuelto a ser agredido por los grupos anti inmigrantes por el simple hecho de ser latino.

“Vivimos en carne propia el racismo que se vive aquí en Estados Unidos en contra de los hispanos. No importa que seas ciudadano americano, no importa que seas indocumentado; aquí en Estados Unidos todavía eres catalogado como inmigrante, como ilegal; es una vergüenza. Hay que acordarnos que este país se hizo con manos inmigrantes, no nomás los latinos somos inmigrantes; hay asiáticos, hay rusos, hay africanos. Hay muchísimos inmigrantes y no nos quieren dar la oportunidad de legalizarnos”

You May Like

EDIT POST