D.Baron Media
People Staff
March 15, 2006 AT 01:00 PM EST

Se acabaron los problemas legales de Luis Miguel. Los abogados del cantante llegaron a un acuerdo con la oficina del fiscal de Aspen, CO, por la acusación de agresión con lesiones contra un barman que pesaba sobre el mexicano. Según documentos conseguidos por el programa Escándalo TV (Telefutura), el artista recibió un “juicio aplazado” tras comprometerse a estar bajo libertad condicional durante un año y pagar una multa de $200.

El acuerdo con la fiscalía, que se selló esta mañana sin la presencia del cantante, implica que Luis Miguel Gallego Basteri no irá a juicio a cambio de que pague la multa, no viole las leyes del estado de Colorado durante el año que dure su probatoria e informe a la corte si cambia de dirección. Si cumple con esto, será declarado inocente. Aparentemente, la fiscalía decidió llegar a un arreglo con el Sol debido a que éste no tenía antecedentes policiales.

Por otra parte, Peopleenespanol.com se comunicó con el abogado Alan Feldman, de la firma Allen Wertz & Feldman, quien representa a los afectados, William Hardy y Jason Randall Moan en conexión al incidente ocurrido el 3 de enero en el Hotel St. Regis de esa ciudad, en el que Randall Moan supuestamente habría recibido un golpe de Lusimi. Feldman dijo que hasta el momento “no hay novedades” en cuanto a sus clientes y a la demanda civil que éstos planean entablar en contra del mexicano en conexión con el incidente.

Y si Luismi no acudió a esta cita en el juzgado, tal vez pronto tenga que acudir a otro, pues según el portal de Internet, Univisión.com, una fuente anónima dijo al programa radial America Showbiz que es probable que El Sol se someta a una prueba de ADN para determinar de una vez por todas si es el padre de la joven Michelle Salas.

You May Like

EDIT POST