Getty Images
Isis Sauceda / Las Vegas and enviada
September 16, 2010 AT 11:00 AM EDT

Anoche, Luis Miguel dio “el grito” de la Independencia de México ante un repleto auditorio en el hotel y casino Caesar’s Palace en Las Vegas.

Con un repertorio de más de 30 canciones, que incluyó un popurrí de sus éxitos de los 80’s y un segmento acompañado de El Mariachi Sol de México de José Hernández, el intérprete mexicano puso a bailar a más de 4 mil personas que se dieron cita para presenciar el primero de cuatro conciertos que el cantante ofrecerá en la llamada Ciudad del Pecado.

Acompañado por 14 músicos, 2 coristas y su inseparable equipo de seguridad, el cantante disfrutó notablemente su regreso a los escenarios después de que se especuló que una grave enfermedad lo había atacado el pasado mes de abril.

“Es un placer enorme saludarles y agradecerles que estén conmigo aquí en Las Vegas”, dijo, tras recibir una rosa roja de parte de una fanática. “¿Quieren dar el grito? ¡Viva México!”, exclamó.

Con ese grito y alegría transcurrieron alrededor de dos horas donde la gran ausente de la noche fue la modelo y presentadora cubanoamericana Daisy Fuentes.

En esta ocasión, los guardias de seguridad no encaminaron a ninguna famosa a los asientos de primera fila cuando las luces del lugar disminuyeron en la segunda canción, como lo habían hecho en años anteriores cuando Myrka Dellanos o Aracely Arámbula eran las novias en turno del cantante. Tampoco cuidaron a ningún familiar como lo hicieron cuando su supuesta hija, Michelle Salas, fruto de su relación con Stephanie Salas, disfrutó de este mismo show hace dos años.

Y aunque personal cercano al artista comentó que Fuentes había disfrutado del concierto tras bambalinas, lo cierto es que ésta no le aplaudió junto a sus fanáticas.

Pero eso no detuvo al cantante de mostrarse como pocas veces se la ha visto: feliz, animado, bailando y saludando de mano a todo aquel, mujeres en su mayoría, que lograba llegar hasta el resguardado escenario.

La noche de ayer, ni las fallas de los monitores en su sonido personal durante todo el concierto, ni la falla en la pantalla que no intercaló la imagen del legendario Frank Sinatra al interpretar en inglés “Fly with me”, lograron opacar su regreso.

Como dijo en conferencia de prensa el lunes, a pesar de los problemas al público: “siempre uno tiene que darle la mejor cara”. Así lo hizo. Y el público satisfecho lo ovacionó de pie.

You May Like

EDIT POST