Nicolás Felizola
Vicglamar Torres/NYC
November 15, 2010 AT 04:00 PM EST

El diseñador Nicolás Felizola es un admirador de la belleza en todas sus expresiones y considera que no hay mejor puente que el arte para cristalizarlas ante el ojo humano. Esa es una de las razones por las cuales es un eterno admirador de la diva mexicana María Félix, quien según él fue la encarnación tanto del arte como de la belleza y a quien decidió rendirle un homenaje a través de una exhibición llamada Los trajes de María Félix, realizada en Nueva York en el marco de Pinta, una feria de arte moderno y contemporáneo latinoamericano que se presentó en el Pier 92, de la Gran Manzana, el pasado fin de semana.

“María Félix era una mujer entregada al arte en todas sus manifestaciones”, dice el laureado diseñador venezolano de 45 años. “Desde muy pequeño, admiré la belleza de esta dama. De hecho, cuando yo era muy chiquito ella viajó a Venezuela para conocer a Rómulo Gallegos, cuya famosa novela Doña Bárbara sería llevada a la gran pantalla protagonizada por María. Mi tío abuelo, que en aquel momento era el presidente de la República, [Isaías Medina Angarita], la recibió con honores y, por supuesto, se quedó prendado de su belleza y de su elegancia. Crecí escuchando a mi abuelo, a mi tío y a mi padre que no existía mujer más bella y más elegante que ella, quien se convirtió para mí en un canon de belleza”, recuerda emocionado Felizola.

Era de esperarse que ya siendo un adulto, cuando se enteró que Christie’s subastaría parte del legado material de la inmortal actriz mexicana, Felizola tomará el primer avión para Nueva York. “Fui a la subasta para comprar un par de cositas, pero cuando llegué a Nueva York y me encontré con que estaban subastando los trajes de María, me volví loco y me hice el acreedor de sus trajes.”

“Son piezas maravillosas que maestros de casas como Dior y Balenciaga diseñaron exclusivamente para ella. Creo que ver esta muestra, no es sencillamente ver unos vestidos y ya. Estos trajes significan mucho porque María, en mi opinión, sigue siendo la gran diva latinoamericana. Una mujer que llevó nuestra cultura a fronteras internacionales, las traspasó y las conquistó. María Félix nos dio mucho [a los latinos]. Trabajó por dejar en alto nuestro continente, no solamente a México.”

Felizola asegura que su estilo como diseñador es simple, minimalista y que acentúa la sensualidad depurada. María Félix es para él la definición de la sensualidad, así que decidió rendirle homenaje con un vestido al que llamó Acapulco, por la canción “María bonita”, con el que además corona esta muestra. “Se trata de una pieza bordada a mano con más de 40 mil conchas de nácar y plumas de organza de seda, porque creo en la onda ecológica. Así que las plumas no son reales, son un montaje artístico. Este vestido es muy especial porque es mi visión de María Félix”, comenta a PeopleEnEspanol.com. Felizola asegura que se sentía sumamente inspirado, pero a la vez un poco nervioso a la hora de diseñarlo “Imagínate ¿quién no se sentiría diminuto tratando de crear algo para ella?”

You May Like

EDIT POST