Cortesía Carol's Daughter
Soe Kabbabe - vía MIMI
July 15, 2015 AT 08:08 PM EDT

Déjame empezar diciendo que no soy fanática de los fijadores. Tienen mala fama, ¿o es qué acaso no te acuerdas de los ochentas? Sin embargo, a veces, es imposible sucumbir a sus encantos.

Al mudarme a Miami sabía que mi cabello no sería el mismo. La humedad, el calor, la estática… ¿Mencioné el calor? Créeme que son oponentes duros de batallar.

FOTOS: 14 famosas muestran sus rutinas de belleza

Cansada del frizz, se me ocurrió que un poquito de “laca” (como le decía mi mamá) no haría daño, sobre todo si se trata de mantener todo en su lugar. ¿Y sabes qué? ¡Funcionó! Este spray de Carol’s Daughter es natural —viene de su línea Monoi, que es una bendición para melenas maltratadas— libre de químicos y nombres impronunciables nutre cada fibra y realmente brinda soporte.

Además de despedirme de la humedad por un buen rato, jamás sentí que pudiera ser parte de un juego de Legos, por aquello de la rigidez. ¡Al contrario! No deja residuos y mi pelo se veía más brillante que nunca. Para mí, un win-win total.

¡Cómpralo!: $22, carolsdaughter.com.

You May Like

EDIT POST