univisión
People Staff
February 23, 2007 AT 11:00 AM EST

La decimonovena entrega de Premio Lo Nuestro realizada en el American Airlanes Arena en Miami estuvo llena de música, alegría, emoción y uno que otro chascarro. Aquí te presentamos un recuento con lo bueno, lo malo y las sorpresas de la noche.

LOS ANIMADORES Si hay que partir por lo malo, los primeros en la lista son los conductores de la ceremonia: Christian de la Fuente y Ninel Conde, quienes desde su primera aparición dejaron claro que la química entre ellos no se da. Por más que el chileno intentó recurrir a la comedia para sacarle sonrisas a la audiencia, pocos rieron. Su compañera lo hizo un poco mejor, pero ni sus constantes cambios de ropa e infartantes escotes fueron suficientes para impedir los bostezos de la audiencia.

¿DE QUÉ SE REÍA JENNIFER? Por más que tratamos de comprender, no pudimos descifrar qué era lo que provocaba la recurrente risita de Jennifer López. Desde que las entrevistas que dio en la alfombra roja hasta que presentó el Mejor Vídeo del Año, la esposa de Marc Anthony no habló más de tres palabras sin acompañarlas de extrañas carcajadas. ¿Habrá estado nerviosa?

PAREJA PERFECTA Por primera vez en su carrera Daddy Yankee le dedicó un galardón (Mejor Álbum Urbano del Año) a su esposa, quien lo acompañó a la entrega de premios en medio de rumores de divorcio. Eso sí, antes de llegar a la ceremonia celebrada en Miami, la pareja tuvo que armarse de paciencia porque la limusina que los llevaría al American Airlanes Arena nunca llegó.

LA FIEBRE DE FONSI Luis Fonsi demostró que es todo un profesional y no permitió que la alta fiebre que tenía le impidiera asistir al evento. Sin Adamari López a su lado y disimulando el decaimiento que sentía, subió al escenario con su mejor sonrisa a recoger al premio al Mejor Artista Masculino Pop del Año.

EL RITMO DE DON OMAR Todos quedaron sorprendidos con la actuación que ofrecieron Víctor Manuelle y Don Omar. Mientras el salsero cantaba, Don Omar demostró que su cuerpo no sólo sabe de reggaetón, entregando un movido baile tropical.

PIES DESCALZOS Olga Tañón estaba tan emocionada cuando anunciaron que ganó el galardón a la Mejor Artista de Tropical Merengue del Año, que subió sin zapatos al escenario. La poco discreta cámara no tuvo reparos en enfocar a su esposo con el calzado en la mano.

LO MÁS EMOCIONANTE Al borde de las lágrimas estuvo el puertorriqueño Víctor Manuelle al recibir el premio a Mejor Artista Salsa del Año. El cantante le dedicó el galardón a su madre, quien según explicó todos los años veía la ceremonia con la esperanza de que su hijo ganara. Con el premio, al boricua hasta se le olvidó el mal rato que pasó cuando los guardias del evento le impidieron entrar a la ceremonia y su manager debió acudir a su rescate.

You May Like

EDIT POST