Cortesía de la artista
Vicglamar Torres/NYC
July 01, 2011 AT 04:00 PM EDT

Mientras las niñas de su edad lloraban o hacían berrinches cuando algo les salía mal o las regañaban, Liz Menezes transformaba esos malestares en poemas. Escribió el primero a los nueve años y a los diez empezó a ponerles música. “Sí desde niña supe que quería ser músico”, dice la cantautora de origen dominicano, cuyo disco Yo, ya está en el mercado.

El disco, contiene nueve temas de la autoría de la joven, donde la fusión de distintos ritmos musicales es la marca distintiva. “Es que así somos” – comenta la artista– “Imagínate yo crecí en Nueva York, cerca de Little Italy. Desde mi infancia entendí que uno está expuesto a distintas culturas, a distintas maneras de ver la vida. Creo que eso es maravilloso de esta ciudad: la diversidad, que obviamente se va a reflejar en tu música quieras o no”.

En la música de Menezes hay rock, pop, funk y hasta bossa nova, género que descubrió y que la marcó cuando vivía en Río de Janeiro, ciudad donde grabó American Standars en Bossa Nova, que fue lanzado exitosamente en Japón y en Europa. También en el ritmo carioca grabó los temas “For No One” y “Nowhere Man”, de los legendarios Beatles, que se incluyeron en la producción Beatles en Bossa, que llegó a posicionarse en los primeros lugares de iTunes, en Japón.

“El bossa nova tiene como un no sé qué muy especial, es una música que te hace volar. Me encanta”, asegura la cantautora que también aborda otros géneros y para quien además las letras son muy importantes. “A mi me gusta hablar de la vida en general a través de mis canciones. Creo también que son canciones muy femeninas, que hablan de la fuerza que tenemos las mujeres para enftrentar con valentía cualquier situación”.

“Creo también que mi música al final deja un mensaje muy positivo. Yo creo que la música es para ayudar a levantarte de la situación que sea no para hundirte más”. Cita como ejemplo el primer sencillo de su disco titulado “Veneno”, que es una canción que se refiere a las relaciones amorosas que se van tornando tóxicas, pero de la que con voluntad se puede salir.

A pesar de que reconoce que en ocasiones lucha tanto para lograr avanzar en su carrera se ha tornado en un calvario, asegura que no sería capaz de abandonar, ni de tirar la toalla. “Creo que cuando entras en el camino del arte lo haces por amor, por una necesidad de expresarte. El artista tiene una propuesta genuina y lucha porque esa propuesta llegue a la gente y se conecten contigo. Ningún artista verdadero tiene como prioridad la parte comercial, el éxito o la fama. Eso depende de otras cosas, de estrategias de mercado, de tener las conexiones correctas y hasta de la suerte. Pero el arte es otra cosa”, reflexiona la cantautora, quien se promociona a sí misma a través de las redes sociales. “Sí recurro mucho a Twitter, a facebook, que hoy en día nos abren muchas puertas y te dan la oportunidad de darte a conocer de una forma directa. A través de allí he conseguido que algunos amigos –porque no quiero decirles fanáticos– conozcan mi música en Argentina, en Ecuador, en Alemania. Es muy grato, porque mi idea es seguir aquí por mucho tiempo, ofreciendo esta música que es como yo: una mezcla de sabores y colores, muy a lo Nueva York”.

Escucha a Liz Menezes interpretando Lipstick

http:/www.youtube.com/embed/Vk-XxCfGc5E

You May Like

EDIT POST