Romay Corrales
Lena Hansen
May 02, 2014 AT 01:25 PM EDT

Cuando se casó con el modelo chileno Mauro Riveros al mes de iniciar su romance, Lis Vega sabía que estaba apostándolo todo.

“Es como la ruleta rusa, que le apuestas sin saber si vas a morir en el intento”, cuenta entre risas la actriz. “Yo me aventé porque su esencia, cuando lo conocí, era algo no antes sentido. Me casé al mes, arriesgando todo y empezando en cero millas”.

Hoy la pareja —que vive en Miami— sigue feliz tras un año y medio de matrimonio, asegura Vega. “Estoy en una etapa de mi vida en que estoy en plenitud. He tratado de estar en paz conmigo misma y buscar un balance”.

En lo profesional todo marcha viento en popa. Tras encarnar a una memorable villana en Santa Diabla en Telemundo, la vedette protagonizará la web novela El Cabaret junto a Ricardo Chávez. Eso además de hacer castings para series de Telemundo y tener proyectos de cine en República Dominicana.

RELACIONADO: Angélica Vale y Kate del Castillo hablan de Los monólogos de la vagina

En Miami también se presenta en el seductor cabaret musical Goooza en el Flamingo Theater Bar de Brickell, y en la obra de homenaje a Charlie Chaplin, Burlesque.

En cuanto a su personaje en Goooza, con el cual dice que conecta mucho, comenta: “Es un personaje en busca del amor que está en catarsis, en depresión, en una oscuridad tremenda. Me identifico en esa adolescencia que tuve un poco complicada, en estar sola en el camino y tropezarme en esa búsqueda del amor, de la familia y de la estabilidad emocional”, confiesa la cubana de 36 años.

Eso sí, ahora vive una etapa de luz.

“Soy una persona positiva, luchadora y siempre tengo esas ganas de salir adelante”, dice Vega y añade sobre su pareja, a quien conoció en un gimnasio. “Mi esposo ha resultado ser un eje importante en mi vida emocionalmente. Ha sido un ser que está dedicado a mí al cien. Dios es mágico y yo pedía a gritos al hombre que tengo a mi lado”. 

You May Like

EDIT POST