Getty Images
jclar
June 20, 2013 AT 02:11 PM EDT

Lionel Messi y su padre Jorge Horacio Messi fueron citados a declarar el próximo 17 de septiembre ya en calidad de imputados por un presunto fraude fiscal de 4.1 millones de euros, informó el jueves el diario El País de España.

La querella fue presentada por la fiscalía española y aceptada por un juzgado de Gavá, Cataluña, España. Según el documento, el futbolista y su padre habrían dejado de declarar las cantidades, correspondientes a los ejercicios 2007, 2008 y 2009, simulando ceder sus derechos de imagen a empresas fantasma radicadas en Uruguay y Belice. 

Cuando la fiscalía presentó la querella el miércoles, Messi expresó su posición en un comunicado publicado en su página de Facebook: “Nos hemos enterado por la prensa de las acciones iniciadas por la fiscalía española. Algo que nos causa sorpresa porque nunca hemos cometido infracción alguna. Siempre hemos atendido todas nuestras obligaciones tributarias siguiendo los consejos de nuestros asesores fiscales, quienes se encargarán de aclarar esta situación”.

RELACIONADO: Dolce y Gabbana, condenados a un año y ocho meses de prisión por evasión fiscal

La querella afirma que la “iniciativa para defraudar” fue idea del padre del Messi, quien ingenió una “estrategia” para eludir el pago de impuestos.

En 2005, cuando el delantero todavía era menor de edad, “con fundadas expectativas sobre el elevado valor económico, presente y futuro” de sus derechos de imagen, Horacio ordenó a un tercero que organizara un “montaje” para defraudar a Hacienda, dice la querella.

Al cumplir 18 años, Messi “ratificó” el acuerdo y “consintió” que se perpetuara, según el escrito. Así, los ingresos netos obtenidos por Messi ascendieron a 2.558.771 euros en el ejercicio de 2007, 3.817.733 en 2008, y 3.798.181 en 2009.

El delito fiscal incluye penas de prisión de uno a seis años. La multa puede ascender hasta seis veces lo defraudado.

You May Like

EDIT POST