GETTY IMAGES
People Staff
January 18, 2008 AT 01:00 PM EST

Conducir bajo los efectos del alcohol no fue una buena idea para la joven actriz Lindsay Lohan, quien ha tenido que cumplir con 84 minutos en la cárcel, un curso de rehabilitación y varias horas de servicio comunitario, al declararse culpable el año pasado por manejar ebria en dos ocasiones y en una de ellas con posesión de cocaína. Ahora, las autoridades le ordenan trabajar en una morgue con el fin de ver las consecuencias de dicha acción.

People.com dio a conocer la noticia de que el abogado de Lohan, Blair Berk, declaró ayer a un juez de Los Ángeles, CA, que su cliente permanecerá trabajando cuatro horas diarias en una morgue, y luego continuará su labor por dos días más en la sala de emergencia de un hospital.

Las autoridades esperan que con su nueva tarea aprenda la lección y se conduzca por el camino adecuado. Tal vez la tarea no resulte muy agradable para la actriz estadounidense, quien desfila constantemente por las alfombras rojas de Hollywood y lleva una vida glamorosa.

La actriz de 21 años fue detenida por la policía de Los Ángeles en mayo del año pasado y luego, en julio. Desde aquel entonces, la joven problemática viene cumpliendo con los cargos impuestos por su ofensa.

You May Like

EDIT POST